Piden cuatro años de cárcel para los acusados de la muerte en el montaje de la grada de la Davis

  • El ex gerente de la Federación Española de Tenis, procesado por la muerte del inmigrante 'sin papeles'

El juicio por la muerte de un inmigrante marroquí que trabajaba sin papeles ni contrato en la instalación de las gradas para la celebración en Málaga de una eliminatoria de la Copa Davis en 2003 ha sido fijado para septiembre. La Fiscalía hizo escrito de acusación contra cinco personas, responsables de las obras, por la muerte de un operario que "sin contrato de trabajo y sin estar dado de alta en la Seguridad Social" participaba en dichas tareas, que se realizaban "sin medidas de protección y seguridad" en la explanada cercana al Palacio de los Deportes .

Los acusados por el fiscal son el representante de la empresa que ejecutó el montaje, el encargado de las obras, perteneciente a esa misma firma; el director gerente de la Real Federación Española de Tenis (RFET) en ese momento; el arquitecto técnico y responsable de Seguridad e Higiene de las instalaciones, y el jefe de personal y responsable de contratación de los trabajadores para la empresa. Los delitos de los que se acusa a los cinco procesados son de imprudencia grave con resultado de muerte y contra los derechos de los trabajadores, por los que piden cuatro años de cárcel para cada uno e inhabilitación para oficio relacionado con la construcción; mientras que al responsable de contratación se le acusa de delito contra los trabajadores, por el que el fiscal solicita tres años más de prisión y multa de 6.600 euros. También se solicita una indemnización de 150.000 euros.

El accidente laboral ocurrió a las 9:30 del 22 de agosto de 2003 y el fallecido, casado y padre de tres hijos, era natural de Marruecos, con visado de entrada expedido por el Consulado de Alemania para visitar en ese país a su cuñado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios