Piden homenajes para guardias civiles víctimas del terrorismo

  • El sindicato de la Benemérita reivindica que aún restan tres agentes malagueños fallecidos a manos de ETA a los que no se les ha hecho ningún reconocimiento

Comentarios 2

En junio de 1977 Antonio López Cazorla inició la lista de guardias civiles malagueños víctimas del terrorismo. 33 años después, aún no hay ninguna placa o monumento que reconozca a este malagueño que fue asesinado por jóvenes pertenecientes a los Grupos Revolucionarios Antifascistas Primero de Octubre (GRAPO) a los 37 años. Esta es una de las denuncias de la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), quienes desde 2006 se están movilizando en la provincia para que se reconozcan a la decena de agentes de la Benemérita que perdieron sus vida a manos de terroristas. Asimismo, piden que todas las placas conmemorativas de estos agentes sean iguales.

El secretario provincial de AUGC, Antonio Gaspar, afirma que por el momento, se han reconocido a seis de estos agentes. En Archidona, el Ayuntamiento hizo un monumento y colocó dos placas frente al cuartel de la Guardia Civil en honor a Francisco Muriel -murió en 1986 tras un atentado de ETA- y Francisco Montenegro Jiménez -fallecido en mayo de 1981 en Barcelona tras recibir varios disparos a manos de los GRAPO-.

Asimismo, desde 2008, la avenida Manuel López Fernández de Rincón de la Victoria recuerda al guardia civil asesinado por ETA en Irún en 1982 a los 22 años. En Benaoján, el malagueño Juan Jiménez Gómez, asesinado por ETA en 1978, cuenta con una placa y un busto desde diciembre de 2008. Recientemente, los guardias civiles Juan García León, José Fernández Pertierra y Juan Manuel Piñuel, fallecidos en atentados terroristas en 1980, 1986 y 2008, respectivamente, cuentan con sendas calles y una glorieta en su honor en la ciudad de Málaga.

Pero aún falta por reconocer a tres guardias civiles más. Además de Antonio López Cazorla, AUGC quieren que Almargen haga un homenaje al guardia civil Francisco Ramón Ruiz y al agente del Cuerpo Nacional de Policía Pedro Barquero. "Tanto el Sindicato Unificado de Policía (SUP) como nosotros hemos enviado en varias ocasiones esta petición al Ayuntamiento, aunque aún no han hecho nada por homenajear a estos agentes.

Por último, Gaspar aseveró que pese a que el Ayuntamiento de Gaucín le puso a una calle el nombre del guardia civil Andrés Silverio, el acto se llevó a cabo sin ningún tipo de homenaje, por lo que reivindican al Consistorio que se celebre un acto de reconocimiento a la labor prestada por este agente, que fue asesinado por ETA en 1978.

En este sentido, el secretario provincial de AUGC criticó "la burocracia y dejadez" que presentan los ayuntamientos ante este tipo de iniciativas, que no es más que "reconocer a los agentes que murieron por defender un país", aseveró Gaspar.

Además de esta petición, desde AUGC quieren que se realice un monumento para recordar a todos los agentes de la guardia civil que han sido víctimas del terrorismo. Por ello, solicitarán al Ayuntamiento que dicho monumento se sitúe en la glorieta que recientemente recibió el nombre del agente fallecido Juan Manuel Piñuel. "Queremos que sea un monumento en el que también participen los familiares de las víctimas. Ya hemos contactado con el artista, ahora sólo falta que el alcalde dé el visto bueno y nos conceda ese espacio, ya que el monumento sería sufragado por nosotros", explico Gaspar, quien señaló que este monumento deberá ser diferente al que ya ha solicitado la Asociación de Víctimas del Terrorismo al Consistorio malagueño.

10

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios