Piden al centro de riesgos laborales que inspeccione la Ciudad de la Justicia

  • El Ayuntamiento revisó ayer las instalaciones judiciales sin hallar ningún tipo de anomalía

El Sindicato Profesional de la Justicia (SPJ) ha reclamado al Centro Provincial de Prevención de Riesgos Laborales que realice una inspección técnico-sanitaria de la Ciudad de la Justicia para comprobar si existe alguna deficiencia que ponga en riesgo la salud de los trabajadores y personal que diariamente acude a esta sede judicial.

El SPJ recuerda que el pasado mes de julio la junta de personal de la Administración de Justicia de Málaga presentó un informe escrito ante la Delegación de Justicia para solicitar una serie de informes relativos a la seguridad e higiene en el trabajo en relación con el Instituto de Medicina Legal para conocer si "reúne los requisitos técnicos sanitarios para estar integrado dentro de un edificio administrativo". Concretamente se exigía que se informara sobre "el sistema de evacuación de fluidos y gases de la sala de autopsias y la aireación de la misma".

El sindicato se queja de que hasta ahora la Delegación de Justicia no haya contestado a este requerimiento".

El SPJ presentó el escrito demandando una inspección al Centro Provincial de Prevención el pasado 4 de enero, es decir, el mismo día en el que el mal olor procedente de la sala de autopsias del Instituto de Medicina Legal se repartió por buena parte de la Ciudad de la Justicia presumiblemente a través del sistema de ventilación.

Este incidente llevó al juez y a los funcionarios del Juzgado de Instrucción número 10, que ese día ejercía funciones de guardia e incidencias a desalojar las oficinas y trasladarse al local del Juzgado de Instrucción. El mal olor se propagó por los sótanos uno y dos y alcanzó algunas plantas superiores.

El día 4 de enero se produjo el primer escape de olor del Instituto de Medicina Legal, incidencia que se volvió a repetir el miércoles. Ayer una inspectora sanitaria del Ayuntamiento de Málaga revisó estas instalaciones, la cafetería del edificio y los dos juzgados de guardia, si bien, según consta en el acta, constó en acta que no ha podido percibir "olor de ningún tipo".

Además, el lugar afectado cuenta desde ayer con la presencia de un técnico que permanecerá en la zona durante las 24 horas del día por si se produce un nuevo incidente y hasta que se sepa cuál es la procedencia real del hedor.

Hoy está previsto que el director general de Recursos Humanos y Medicina Legal de la Consejería de Justicia, Alberto Jiménez Lirola, se reúna con los forenses en el Instituto de Medicina Legal para abordar los problemas que se han detectado en la Ciudad de la Justicia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios