Piden que los pisos vacíos pasen al sector turístico para reducir el 'stock'

  • La consultora Aguirre Newman expone que las promotoras tendrán que seguir haciendo descuentos si no baja el Euríbor

Vender un piso en la Costa del Sol cuesta ahora casi el doble de tiempo que hace cinco años, con una media de 35,9 meses, por lo que hay que buscar nuevas fórmulas. Una de ellas es intentar convertir las viviendas que están libres en apartamentos turísticos, máxime en una provincia como Málaga en la que según los promotores habrá 25.000 pisos en stock a finales de este año y que vive del turismo. María Monasterio, directora de la consultora Aguirre Newman en Málaga, señaló ayer que "hay un exceso de oferta de viviendas vacías que podrían convertirse en turísticas. Los empresarios podrían completar sus promociones y el comprador obtener unas rentas".

Monasterio, que participó en las Jornadas Técnicas organizadas por la Asociación de Constructores y Promotores de Málaga en el Salón Inmobiliario del Mediterráneo (Simed), señaló que esos pisos se podrían vender en régimen de tiempo compartido por lo que el comprador disfrutaría del inmueble durante un tiempo al año y el resto se destinaría al alquiler, obteniendo así unos ingresos. No obstante, esta experta cree que esta posibilidad podría verse limitada en la Costa del Sol por el elevado precio del metro cuadrado, por la falta de empresas que gestionen bien estos servicios o por el hecho de que ya hay un importante número de apartamentos turísticos sin explotar. Es cuestión de analizar cada proyecto concreto.

Por otra parte, Monasterio también destacó la proliferación de ofertas que están haciendo los promotores para captar clientes. En su opinión, "el cliente lo que más mira es que se le haga un descuento importante y no tanto que te regalen un garaje o la cocina amueblada" y aseguró que "mientras que el Euríbor siga en estos niveles tan altos las empresas van a tener que seguir haciendo promociones". Según un estudio de Aguirre Newman, si el Euríbor se mantiene sobre el 5% -como es el caso actual- las promotoras deberán hacer descuentos del 30% y si bajara al 4,5% la rebaja mínima debería ser del 20%. También señaló que hay fondos de inversión que están acudiendo a diversas partes de España -incluida la Costa del Sol- a buscar gangas, comprando paquetes enteros de viviendas. Sin embargo, Monasterio consideró que estos fondos no comprarán si las promotoras "no les hacen unos descuentos como mínimo del 40%".

Otras opciones que se barajan para impulsar la venta de pisos son los alquileres con opción a compra, las subastas, o la venta de derechos por habitación, principalmente a personas mayores. Miguel García, técnico de Garrigues, explicó que todas estas medidas "aunque pudieran parecer novedosas no lo son porque ya llevan muchos años recogidas en leyes si bien ahora la tendencia del mercado ha cambiado y se buscan otras variantes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios