'Pipeleras' contra la suciedad

  • Los kiosqueros de Málaga repartirán bolsas para depositar las cáscaras de pipas y evitar que se tiren

Los kioscos de la capital malagueña quieren aportar su granito de arena para que Málaga muestre su imagen más limpia a propios y extraños. Y lo harán de una forma original mediante el reparto de unos 150.000 recipientes llamados pipeleras entre sus clientes que adquieran una bolsa de pipas, a fin de que depositen en ellos las cáscaras procedentes de su consumo y que tanta suciedad generan en la vía pública.

La iniciativa, enmarcada dentro del programa de concienciación ambiental Málaga cómo te quiero!?, tiene por objeto lograr una disminución de la suciedad que genera este tipo de residuos en la vía pública, que se concentran especialmente en los puntos de encuentro y zonas de recreo.

Las conocidas como pipeleras son unos sobres ecológicos que cuentan con dos compartimentos: uno está preparado para introducir el paquete de pipas y el otro para el depósito de las cáscaras, evitando que sean arrojadas al suelo, según informó ayer el Ayuntamiento de Málaga a través de un comunicado.

La distribución de las bolsas para depositar las cáscaras de las pipas se realizará en los kioscos de todo el término municipal malagueño que se encuentren situados junto a lugares como parques y plazas, o colegios e institutos. Además de entregar a los clientes que compren bolsas de pipas este elemento, los kiosqueros también instruirán sobre su uso y remarcarán la ventaja de su utilización para mantener limpio el entorno.

Técnicos del Área de Medio Ambiente y Sostenibilidad, así como representantes de Akima, colaboradores en el programa, asistieron ayer al primer día de reparto para apoyar esta iniciativa. La asociación profesional de kiosqueros expresó ayer su compromiso con el objetivo de este reparto, al considerar que se trata de una actuación que redunda en beneficio de todos los ciudadanos al disminuir la presencia de residuos en puntos no destinados a ellos.

El reparto de pipeleras es una iniciativa dirigida expresamente a la concienciación medioambiental de aquellos ciudadanos que ensucian las calles a través de los dos pilares que se consideran fundamentales como son los establecimientos de venta y los propios consumidores de pipas.

Al objeto de fomentar su uso, coincidiendo con el reparto de pipeleras también se elaborará un material audiovisual donde todos los agentes implicados podrán valorar esta iniciativa. Kiosqueros, consumidores, personal de la empresa mixta de limpieza Limasa o ciudadanos en general tendrán voz, que luego se divulgará a través de los canales de redes sociales del programa de concienciación ambiental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios