Playas abiertas a los invidentes

  • El Ayuntamiento de Málaga instala en La Misericordia y El Dedo dispositivos acústicos que facilitan el acceso a personas con discapacidad visual

Ya desde el principio, en el Paseo Marítimo, al pulsar el chivato sonoro de los semáforos que tienen las personas invidentes, se activa la señal del tótem situado allí y acude un monitor en su busca. Les pone enseguida un reloj que tiene tres botones indicativos. Uno marca el punto de inicio, otro señala la distancia a la que ha ingresado en el agua y un tercero sirve para llamada de emergencia a los socorristas en caso de necesitar ayuda o de dificultad para salir del agua. Luego, les muestra el recorrido y les explica cómo funcionan cada uno de los sistemas de ayuda hasta que llegan a la orilla donde por sus propios medios pueden desenvolverse.

Ayer, el alcalde Málaga, Francisco De la Torre, inauguró en la playa de La Misericordia un sistema para las personas con discapacidad visual, que también está instalado en la zona de El Dedo. Asistieron además la concejala de Sostenibilidad y Servicios y del Área de Playas, Teresa Porras; el concejal de Accesibilidad, Raúl López, y el presidente de la ONCE de Málaga, Cristóbal Martínez, quien afirmó que "tener un servicio como éste permite plena autonomía y seguridad para bañarse y disfrutar del baño en igualdad de condiciones que el resto de usuarios de la playa".

"El camino se aprende bien", aseguró Ester Franco, una persona con discapacidad visual que ayer probó este servicio. Distintas texturas en el suelo, una caseta, aseos y una enfermería completan el dispositivo.

"Se hace un par de veces y no hay dificultad. Y aunque se te olvide cómo es el recorrido ya están los monitores contigo en todo momento", apunta Ester. Esta usuaria comentó las dificultades que había para los invidentes a la hora de ir a la playa. Pero ahora "con esto, es muchísimo más fácil".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios