Pocos accidentes en el historial malagueño de la Trasmediterránea

Aunque podría pensarse que el hábito de realizar siempre las mismas maniobras termina con algún que otro despiste, en el caso de la compañía Trasmediterránea esta afirmación no se cumple. Si profundizamos en la historia que une a esta naviera con el puerto malagueño, cubriendo la línea del mar de Alborán desde 1917, no llega a una docena la cifra de accidentes en las que se han visto implicados buques de esta naviera. Con el recuerdo del Isla de Tenerife, que en mayo de 1933 encalló cerca del antiguo Morro de Levante (quizás este sea uno de los más aparatosos accidentes sufridos por un barco de esta compañía en el puerto), en los últimos años, sólo dos buques han tenido incidentes susceptibles de ser incluidos en una lista de sucesos marítimos. El 13 de mayo de 2005, el fast ferry Almudaina chocaba contra las paredes del dique flotante sufriendo daños a popa en su banda de babor. Un año más tarde, en concreto el 20 de septiembre, el Ciudad de Sevilla, tras realizar unas pruebas de mar, golpeaba el cantil del muelle 4 y dañaba tres norayes mientras atracaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios