"Podemos volver a situarnos en primera línea a través de un desarrollo sostenible"

-¿Por qué es necesario un plan estratégico como el elaborado para la Costa del Sol?

-Más que necesario era imprescindible. Lo más importante de este documento ha sido el proceso de elaboración, puesto que ha participado el conjunto de colectivos de la costa y parte de la provincia, como la UMA y la Cámara de Comercio, entre otros. Hemos sido capaces de unirlos a todos en el Consejo Social y Económico de la Costa para opinar sobre el futuro de este territorio. La gran virtud es que es un plan de todos y no algo que se le ocurre a un determinado representante político. Y todo ello con una base: Buscar los elementos que nos unen para trabajar por el futuro de la Costa del Sol.

-¿Cuáles son las principales debilidades de la Costa del Sol Occidental a las responde el plan?

-Una de las mayores es la escasa coordinación que ha habido entre las distintas administraciones. Un detalle que lo demuestra es que las previsiones que históricamente se han hecho en materia de infraestructuras se han hecho con muy poca visión de futuro, sin augurar el crecimiento que al final ha tenido la Costa del Sol. Precisamente, uno de los retos que se marca el Plan Estratégico es dar forma a cien actuaciones con las que responder a las necesidades del territorio a diez o quince años vista. Es necesario plantear infraestructuras no para salir del paso sino con previsión de futuro.

-¿Las administraciones públicas están implicadas?

-Creo que todas las administraciones van a participar. Una vez cubierta esta primera etapa empezaremos la fase más importante, que es lograr el compromiso de todas las administraciones. Por eso hemos expuesto el plan a los cabezas de lista de todos los partidos políticos que concurren a las elecciones, con el fin de que se impliquen en las propuestas. La idea es que se hable de la Costa del Sol en el Parlamento andaluz y en el Congreso de los Diputados. Hay que dar soluciones en ese horizonte de diez o quince años, porque este territorio seguirá avanzando, a pesar de que haya muchos detractores.

-El pésimo desarrollo urbanístico es una de las principales lacras de este territorio. ¿Qué solución se plantean?

-Uno de los anhelos es lograr que haya políticas territoriales bien coordinadas, puesto que hasta la fecha en cada sitio ha habido una gestión urbanística distinta. Es verdad que se ha acudido cuando ya se han producido importantes abusos. Lo que se hace en el documento es señalar las debilidades que existen en el espacio.

-El documento hace especial hincapié en la mejora de las infraestructuras. De todas ellas, ¿cuál entiende que es la más perentoria para este territorio?

-Uno de los aspectos al que más atención se presta es a la potenciación del transporte público, que es necesario mejorar antes incluso de que dispongamos del tren litoral. En este sentido, se plantean importantes actuaciones en la A-7. Lo que no es normal es que se pinche un vehículo en la autovía y haya colas increíbles.

-¿Y el corredor ferroviario de la Costa del Sol?

-Es vital. Venimos luchando por ello desde hace mucho tiempo. Eso tendrían que haberlo hecho hace mucho. Ya en 1979, cuando llegué como alcalde a Casares, lo demandé. Pero a eso hay que sumar como prioritario el saneamiento integral, porque si bien es cierto que las instalaciones de las que disponemos ahora son muy buenas, no lo es menos que se han quedado pequeñas.

-¿Cómo se imagina la Costa del Sol en el marco de diez años?

-Me imagino una Costa del Sol en la que se puedan observar todas las cualidades que tiene. Estamos en condiciones de volver a situarnos en primera línea a nivel nacional e internacional mediante un desarrollo sostenible y mejorando el turismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios