El Poder Judicial expedienta al juez de Marbella acusado de cobrar de Roca

  • La Comisión Disciplinaria del CGPJ abre expediente a Francisco Javier de Urquía por dos faltas muy graves · La Fiscalía recusa al presidente del TSJA en la causa contra el magistrado por el caso Malaya

Comentarios 0

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) acordó ayer por unanimidad abrir un expediente disciplinario por dos faltas muy graves al juez Francisco Javier de Urquía, suspendido cautelarmente como titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella por su presunta vinculación con el caso Malaya y el considerado cerebro de la trama de corrupción, Juan Antonio Roca.

Las dos faltas que se achacan al magistrado, previstas por la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), son por desatención o retraso injustificado y reiterado en la iniciación, tramitación o resolución de procesos y causas; y por actividades incompatibles con el cargo de juez o magistrado, como la de asesoramiento, sea retribuido o no. La propuesta de sanción por el expediente será elevada al Pleno del CGPJ, el encargado de imponerla. Las fuentes añadieron que estos trámites se suelen resolver en unos seis meses.

De Urquía, en relación a Malaya, está imputado por los presuntos delitos de cohecho, prevaricación y asesoramiento ilícito, causa en la que también están acusados Roca y Arnaud Fabrice. Estas diligencias fueron instruidas en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) y elevadas a procedimiento abreviado en diciembre. Una de las acusaciones que pesa sobre el juez es que presuntamente habría cobrado cerca de 80.000 euros del ex asesor de Marbella a cambio de asesoramiento.

En la tramitación de este procedimiento, el fiscal superior de Andalucía, Jesús García Calderón, ha promovido la recusación del presidente del TSJA, Augusto Méndez de Lugo, y del magistrado Jerónimo Garvín por "pérdida de imparcialidad objetiva" en la causa, ya que habrían tenido acceso a un informe sobre unos pinchazos telefónicos realizados a De Urquía. Según publicó ayer El País, las escuchas recogen conversaciones del pasado otoño entre el juez y su abogado, por lo que afectarían al derecho de defensa del primero.

Esas escuchas, que han sido anuladas, formaban parte de una investigación que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 11 de Málaga, que tiene vínculos con el caso Hidalgo contra el blanqueo de capitales, según fuentes judiciales, y que dieron origen a otras diligencias abiertas por el TSJA contra De Urquía, instructor de Hidalgo hasta que fue suspendido.

Es la primera vez que Méndez de Lugo es recusado. El incidente propuesto por la Fiscalía será resuelto por una Sala especial, también conocida como Sala del 77, integrada por 14 magistrados del alto tribunal andaluz.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios