El Poder Judicial decide hoy si expedienta al juez de Marbella imputado en dos causas

  • Francisco Javier de Urquía es investigado en relación a los casos Malaya e Hidalgo

La Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) decide hoy si expedienta al titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Marbella, Francisco Javier de Urquía, suspendido cautelarmente al ser investigado en el caso Malaya y en relación al caso Hidalgo.

Según fuentes del CGPJ, el Servicio de Inspección atribuye a De Urquía la comisión de dos faltas muy graves del artículo 417.9 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) y otra del artículo 417.6 en relación con el 389.7.

El artículo 417.9 establece que es falta muy grave la desatención o el retraso injustificado y reiterado en la iniciación, tramitación o resolución de procesos y causas o en el ejercicio de cualquiera de las competencias judiciales. El 417.6 se refiere al ejercicio de cualquiera de las actividades incompatibles con el cargo de juez o magistrado, establecidas en el artículo 389 de la LOPJ, cuyo apartado 7 dice que el cargo de juez o magistrado es incompatible con todo tipo de asesoramiento jurídico, sea o no retribuido.

De Urquía fue suspendido cautelarmente de sus funciones el pasado 5 de julio al ser investigado por el caso Malaya por supuestos delitos de prevaricación y cohecho, instrucción que ha sido elevada a procedimiento abreviado por el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Además, el alto tribunal andaluz ha abierto un segundo proceso penal contra De Urquía también por presunta prevaricación y cohecho por su actuación en el caso Hidalgo contra el blanqueo de capitales. Este nuevo proceso llevó al CGPJ a acordar en enero una nueva suspensión cautelar de funciones de De Urquía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios