La Policía Local denuncia a 39 personas por vandalismo en Málaga a lo largo de 2009

  • La mayoría de los implicados, 32, lo fueron por deslucir bienes inmuebles y por daños contra el patrimonio público

Grafitis en las paredes de locales del centro histórico, decenas de contenedores de basura quemados durante la madrugada, vehículos ardiendo, bancos de la vía pública en la que alguno deja su seña de identidad en forma de pintura. Éstas son sólo algunas de las prácticas que los vándalos han ejecutado a lo largo de 2009 en la práctica totalidad de los barrios de Málaga capital y que ha causado más de un quebradero de cabeza a los agentes de la Policía Local.

Éstos, según fuentes del Cuerpo, han denunciado durante el ejercicio pasado al menos a 39 personas vinculadas con la comisión de este tipo de actos, a los que hay que sumar otros 5 en el mes de enero de este año. Las fuentes consultadas precisaron que del balance global, la mayoría de los casos detectados, con 32 individuos implicados, estuvieron relacionados con el deslucimiento de los bienes inmuebles y por causar daños al patrimonio público. A ello hay que sumar, un denunciado por prender fuego a vehículos y seis más por quemar contenedores.

Por la incidencia que tiene este tipo de actos en la ciudad, desde la Policía Local se destaca que para que estas personas sean detenidas "es muy importante la colaboración ciudadana". "A algunos los podemos pillar in fraganti, pero en otras ocasiones son los propios vecinos los que nos llaman", explicaron. El último ejemplo de comportamiento incívico tuvo lugar hace apenas unas semanas cuando un desconocido no tuvo otra ocurrencia que romper los dedos de la mano derecha de la estatura de Pablo Ruiz Picasso, situada en la Plaza de la Merced, y arrebatarle el pincel que asía. Asimismo, los datos dados a conocer hace unos años por el Instituto de Criminología elevaban a un millar el número de contenedores que se quemaban en la ciudad cada año y a unos 300.000 euros el coste que suponía ello para la empresa de basuras Limasa.

Entre las actuaciones más llamativas protagonizadas por la Policía Local hay que destacar, en 2008, la detención de tres de los grafiteros más activos de la capital, a los que se imputaban cientos de pintadas en comercios y monumentos del centro. Como muestra del efecto que tienen los daños causados por estos individuos, llama la atención que en aquel entonces las denuncias de los comerciantes afectados cifraban el perjuicio en casi 10.000 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios