La Policía Nacional sostiene que las últimas muertes son "casos aislados"

  • La autopsia revela que el hombre iraquí de Marbella falleció de varios golpes en la cabeza

Las investigaciones policiales indican que las últimas muertes violentas registradas en la provincia de Málaga, la más reciente la de un iraquí con pasaporte británico de 68 años en Marbella, son "casos aislados", según afirmó ayer el jefe superior de Policía de Andalucía Oriental, Pedro Luis Mélida, que asistió en la capital a la presentación de nuevos vehículos policiales. En lo que va de año, un empresario murió tras ser secuestrado, una joven ha sido apuñalada en Málaga y un ciudadano irlandés ha sido tiroteado en Benalmádena.

Las pesquisas apuntan hasta el momento a que los cuatro sucesos no están relacionados, según Mélida, quien precisó, no obstante, que si de la investigación se deduce que están equivocados, se retomaría otra línea.

Sobre el cadáver hallado el martes en una vivienda de lujo de la urbanización La Carolina de Marbella, recalcó que la investigación está en sus inicios y que hay abiertas distintas líneas de trabajo, sin descartar de momento ninguna hipótesis.

El cadáver del hombre, un iraquí con pasaporte británico asentado en Marbella desde hacía más de cinco años, fue encontrado por algunos albañiles que trabajaban en las obras de la casa. Aunque en un principio se había informado de que murió a consecuencia de varias heridas con arma blanca, la autopsia, realizada ayer en las dependencias del Instituto de Medicina Legal (IML) de Málaga, ha concluido que la muerte se produjo por varios golpes en la cabeza ocasionados con un objeto contundente, según fuentes de la investigación.

Mélida, por su parte, mantuvo ayer un hermetismo casi absoluto sobre el caso y tras aludir a los "elevados" niveles de eficacia de los grupos de Homicidio de la Comisaría Provincial de Málaga, manifestó su confianza en una pronta resolución del caso.

No precisó la profesión de la víctima y el comisario provincial de Málaga, Juan Jesús Peñalver, apuntó que según las primeras pesquisas, a la víctima no le constan antecedentes policiales.

Sobre la joven cuyo cadáver fue encontrado el pasado sábado con varias puñaladas en una vivienda de la zona de Las Chapas de la capital, el comisario declaró que la investigación sigue dos líneas de investigación: la violencia de género y la delincuencia común. Es "un tema complejo" que le va a llevar "algún tiempo" a la Policía. La víctima era una mujer separada con dos hijas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios