La Policía abate a tiros a un hombre que huía tras agredir a su pareja

  • El agresor, en estado muy grave, portaba un arma y arremetió contras los agentes

La Policía Local de Rincón de la Victoria abatió ayer a tiros a un hombre que intentaba huir tras dar una paliza y, presuntamente, agredir sexualmente a su pareja. El suceso ocurrió por la tarde en pleno centro de la Cala del Moral, pocas horas después del crimen de Coín que se cobró la primera víctima del año por violencia de género, y terminó con el presunto agresor en estado muy grave y con ventilación mecánica. La mujer se encuentra también ingresada en el Hospital Regional Carlos Haya.

El herido, según fuentes cercanas al caso, es un individuo de 32 años muy conocido en el núcleo que pertenece a Rincón de la Victoria que está en tercer grado penitenciario después de pasar varios años en prisión por intentar matar a un hombre tras atarlo a un árbol y prenderle fuego.

Los hechos sucedieron a primera hora de la tarde. Según las fuentes, un hombre se topó en la calle con una mujer de unos 30 años que pedía auxilio. Estaba herida, con una pierna rota e iba esposada. Este hombre la acompañó a la jefatura de la Policía Local de Rincón de la Victoria para que denunciara lo que había pasado, y al parecer, explicó a los agentes que había conseguido huir de su casa tras ser agredida sexualmente y golpeada por su pareja. Logró escapar de la vivienda saltando por la ventana y alertó a la Policía de que el hombre iba armado.

El alcalde de Rincón de la Victoria, José Miguel Fernández Carloni, confirmó que la víctima se había personado en la jefatura de la Policía Local para denunciar la agresión que presuntamente había recibido por parte de su pareja. Eran entre las 15.30 y las 15.45 de la tarde. El regidor también corroboró que la víctima había explicado a los agentes que durante un forcejeo había logrado escapar de su agresor tirándose por una ventana de la vivienda, ubicada en la zona de El Cantal. El hombre, al parecer, disparó en dos ocasiones en el domicilio, del que huyó en un coche que es presuntamente robado.

Tras conocer los hechos, la Policía montó un dispositivo policial de alerta en Rincón de la Victoria y Málaga para intentar localizarlo. Algunas fuentes sin confirmar apuntaron también que el agresor, tras el episodio de malos tratos, se habría dirigido a media tarde a casa de sus padres y habría realizado varios disparos en el exterior. El Servicio de Emergencias 112 explicó que a las 18.25 recibió una llamada de una señora que avisaba de que había escuchado un disparo en la Avenida de Málaga. El caso es que la Policía Local fue alertada de un tiroteo sobre las 18.30 y cuando acudió al lugar de los hechos, la céntrica esquina entre la Avenida de Málaga y la calle Gibraltar, acordonaron la zona. Según un comunicado difundido anoche por el Cuerpo policial, una de las unidades vio acercarse un vehículo que coincidía con la marca, modelo y matrícula del coche que estaban buscando, el que conducía el presunto autor de los disparos.

En ese momento se procedió a darle el alto, pero los agentes se percataron de que el individuo no sólo no reducía la velocidad, sino que la aumentaba y esgrimía un arma con la que encañonaba a los agentes. Las fuentes apuntaron que el individuo portaba una nueve milímetros con silenciador.

Ante esta situación, uno de los agentes efectuó un disparo e hirió al individuo, que empotró su coche contra una pared. El hombre fue traslado al Carlos Haya de Málaga y su estado es muy grave.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios