La Policía detiene en Málaga a tres hombres por maltratar a sus madres

  • Una de ellas pidió acogerse a las medidas para víctimas de agresión · Los agentes arrestan en los últimos días a ocho varones por casos de violencia de género

La Policía Local de Málaga ha detenido en los últimos días a un total de ocho varones por presuntos delitos de maltrato en el ámbito familiar. A tres de ellos se les imputan agresiones a sus madres, según informaron fuentes policiales, que precisaron que dos son menores de edad. Las primeras actuaciones policiales se produjeron el pasado martes, cuando agentes del Cuerpo arrestaron a Manuel M. R., de 43 años, y a Leonardo Antonio A. P., de 28 años, por presuntos malos tratos hacia sus respectivas parejas.

Los otros seis casos tuvieron lugar en el miércoles. En dos de ellos, las presuntas víctimas de las agresiones fueron las madres de dos de los detenidos, uno de ellos menor de edad. Otro de los inculpados por atacar a su madre es Sergio V. A., vecino de Málaga, de 26 años, que fue denunciado en la Oficina del Grupo de Escoltas, Menores y Atención Ciudadana (Gemac). Además, la madre solicitó acogerse a las medidas cautelares para víctimas de malos tratos.

La información de la Policía Local detalla que en el listado de detenciones hay otro joven menor de edad al que se responsabiliza de la agresión y amenazas a su pareja sentimental, también menor. Asimismo, efectivos de la Jefatura de Policía de Barrio del Distrito Centro arrestaron a Segundo German N. L., de nacionalidad ecuatoriana y de 22 años, por presuntas agresiones e insultos hacia su pareja.

Otro de los arrestados es José A. S., de 36 años, natural de Málaga, que presuntamente había agredido a su hermana e incumplido una orden de alejamiento hacia la misma. Además, amenazó a los agentes, mostrando una actitud violenta y agresiva. La últimas de las actuaciones policiales ocasionó la detención de Alberto J. R., natural y vecino de Málaga y de 36 años, por un presunto delito de abandono de familia, insultos y amenazas hacia su ex pareja.

De otro lado, ayer se supo que una mujer de Málaga ha solicitado ayuda a las instituciones públicas para que su hijo, enfermo de esquizofrenia paranoide y trastorno límite de la personalidad, no quede en libertad e ingrese en junio en un centro psiquiátrico, ya que en ese mes saldrá de la cárcel, donde cumple condena por un delito de daños.

La mujer explicó que, entre otras administraciones, se ha dirigido a la Junta de Andalucía, al Defensor del Pueblo e, incluso, a la Casa Real, para que se busque una solución. De momento no ha recibido respuesta. Ana María pide que su hijo sea internado en un centro psiquiátrico porque es peligroso y porque "tiene una agresividad muy fuerte", ya que debido a su enfermedad y el consumo de drogas y alcohol "es una bomba de relojería".

Además, aseguró que lleva ocho años escondida porque teme que su hijo, Miguel, de 36 años, la busque para matarla cuando abandone la cárcel de Albolote (Granada), tal y como le advirtieron los médicos. Un juez ha determinado que por un delito de agresión a un anciano, al que dejó inconsciente de un cabezazo, necesita tratamiento ambulatorio, pero en libertad, por lo que Ana María cree que puede ir a por ella o a por miembros de su familia como su marido, su otro hijo o sus nietos.

La mayor preocupación de Ana María comenzó hace ocho años, cuando su hijo salió de la unidad terapéutica del Hospital Civil de Málaga, momento en el que los psiquiatras le avisaron de que la familia tenía que esconderse.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios