La Policía inicia la operación verano con una huelga de celo

  • Los agentes pararán en julio dos días a la semana para pedir mejoras salariales

Comentarios 1

Málaga se enfrenta este año a la operación verano con un plante del Cuerpo Nacional de Policía. Todos los sindicatos policiales, incluidos los que representan a jefes y comisarios, han secundado una huelga de celo que arrancará el próximo día 2 de julio y que congelará todas las actuaciones policiales de la provincia.

Durante dos días a la semana de todo el mes de julio, los agentes sólo trabajarán para garantizar la seguridad ciudadana, así como los casos de urgencia y humanitarios. Es decir, que esos días no habrá nadie tras los mostradores de las oficinas para el DNI o el pasaporte en plena temporada de viajes, ni unidades en aeropuertos y puertos en una época del año en la que se esperan que arriben a la provincia unos cuatro millones de personas.

Los paros también ponen en peligro la multitudinaria operación Estrecho y el control de los más de 30 vuelos que llegan al aeródromo malagueño cada hora. La Policía se limitará estrictamente a cumplir el reglamento sin tomar iniciativa alguna.

Los agentes anuncian que interrumpirán la huelga durante el mes de agosto para volver a retomarla en septiembre si no consiguen un avance en la negociación del convenio colectivo.

Los cinco sindicatos existentes UFP, SUP, SPP, Sindicato de Comisarios y Confederación Española de Policía están detrás de la huelga planteada a nivel nacional para reivindicar un nuevo convenio colectivo que incorpore mejoras salariales. Hasta la fecha, dicen, no han conseguido que el Ministerio del Interior se siente a negociar con los representantes sindicales argumentando la difícil situación económica que atraviesa el país.

No obstante, el cuerpo nacional de policía entiende que su tabla salarial debe equipararse, al menos, a las del resto de fuerzas de seguridad, como las policías autonómicas o locales, con nóminas bastante superiores.

La huelga de celo se emprende en plena temporada veraniega donde no sólo se multiplican las incidencias por el aumento de la población, sino que coincide con las vacaciones de una parte de la plantilla, que nunca es subsanada en su totalidad por los profesionales que entran de prácticas.

El verano pasado, los sindicatos policiales situaron en 500 agentes el déficit con el que encaraban el verano. La situación se complica en localidades como Torremolinos o Benalmádena, donde cada temporada estival se llega a cuadriplicar la población.

El calendario de la huelga de celo ya ha sido remitido a la jefatura superior de Andalucía Oriental. El primer día, el próximo miércoles 2 de julio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios