La Policía inmoviliza cerca de 15.000 botellas de alcohol adulterado en la operación 'Resaca'

  • La gran mayoría han sido requisadas en almacenes distribuidores, mientras el resto han sido localizadas por efectivos de la tras inspeccionar establecimientos públicos que las tenían expuestas para su venta o consumo

Unas 15.000 botellas de bebidas alcohólicas han sido inmovilizadas por la Policía Local de Málaga al presentar irregularidades, entre ellas al menos 4.281 botellas presentan signos evidentes de falsificación porque las etiquetas adheridas a las botellas son copias de las originales.

En esta operación, que continúa abierta, se han detectado entre otras anomalías precintos del impuesto especial colocados sólo en un extremo, cuando debe romperse al abrir el recipiente para evitar reutilización fraudulenta, o números de lote no visibles.

Desde que empezó hace cinco días esta operación denominada "Resaca", la mayoría de los envases de ron, ginebra o whisky han sido incautados en almacenes distribuidores y el resto tras la inspección de veinte establecimientos públicos que las tenían expuestas para su venta o consumo, según un comunicado del cuerpo policial.

Los números de lote de las botellas -que permiten conocer la fecha de caducidad, dónde se fabrica, quién lo distribuye a nivel nacional y cuál es su destino minorista- eran ocultados por una etiqueta que, al retirarse, se ha podido comprobar que la cifra había sido borrada o raspada, según la nota.

La mayoría de las botellas inmovilizadas no tenían bien colocados los precintos fiscales del impuesto especial, ya que estaban pegados a mano, en algunos casos por un solo lado, y adheridos a envases distintos a las que estaban destinados.

Por otro lado, algunos tenían el etiquetado con ingredientes en otro idioma distinto al español cuando su contenido no es apto para personas con determinadas alergias.

Esta operación se inició tras detectar irregularidades en botellas de bebidas de un comercio que vendía habitualmente a menores, que dio lugar a la primera de las intervenciones en el marco de esta investigación el pasado 2 de febrero, cuando se inmovilizaron 11.500 recipientes.

Las inspecciones en otros almacenes distribuidores y establecimientos continuarán para localizar partidas que puedan presentar anomalías similares, a la espera de que -tras la peritación de las incautadas- se pueda determinar la existencia de presuntos delitos contra la propiedad industrial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios