La Policia cierra la investigación del secuestro del empresario marbellí con 9 detenidos

  • Entre los arrestados figuran los organizadores del rapto, el interlocutor con la familia y las personas que vigilaron e inmovilizaron a la víctima, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 22 de enero

La Policía ha dado por concluida la investigación sobre el secuestro y posterior muerte del empresario de Marbella (Málaga) Fernando Moreno Espada con nueve detenidos, los últimos dos implicados que huyeron a Madrid, donde han sido arrestados junto a un encubridor.

Entre los detenidos figuran los organizadores del secuestro, el interlocutor con la familia y las personas que vigilaron e inmovilizaron a la víctima, cuyo cadáver fue encontrado el pasado 22 de enero en el interior de una caseta, un día después de que su familia denunciara su desaparición, según ha informado hoy el Ministerio del Interior en un comunicado.

Las primeras pesquisas en Marbella, Fuengirola y Málaga condujeron a la Policía hasta seis individuos relacionados con los hechos, un hombre y una mujer españoles y cuatro ciudadanos colombianos.

El primero de ellos trabajaba como conductor de un camión en la empresa de la víctima, y se le adjudica "un papel fundamental" en la organización del rapto, y la mujer fue detenida por encubrimiento.

Entre los colombianos detenidos figura el interlocutor en la comunicación con la familia, que también habría preparado el secuestro, y tres individuos que habrían realizado labores de vigilancia, traslado e inmovilización.

Las investigaciones pusieron de manifiesto la colaboración de otras dos personas en la comisión del crimen, que fueron identificadas y detenidas en Madrid, en el domicilio de un compatriota colombiano que también fue arrestado por un delito de encubrimiento.

El empresario de Marbella Fernando Moreno fue secuestrado el pasado 21 de enero cuando daba un habitual paseo matutino alrededor de su trabajo, y fue introducido por la fuerza en una furgoneta blanca.

Más tarde, los secuestradores telefonearon a la familia y le exigieron dos millones de euros por su liberación, cantidad que redujeron en sucesivas llamadas.

La familia del secuestrado presentó una denuncia en la Comisaría de Marbella y, ese mismo día, el mismo interlocutor hizo una nueva llamada en la que señaló "de forma difusa" el lugar donde se encontraba la víctima.

El dispositivo de búsqueda establecido permitió, al día siguiente, el hallazgo del cadáver del empresario en una edificación utilizada para canalizar el agua en las inmediaciones de la carretera MA-427.

La autopsia practicada al cadáver determinó que la causa de la muerte del empresario pudiera ser la asfixia por sofocación.

Cuatro de los detenidos por su relación con el secuestro y la muerte del empresario ingresaron en prisión tras comparecer ante el juez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios