La Policía sigue a diario a un millar de mujeres por riesgo de maltrato

  • La violencia machista sigue al alza con cerca de 3.000 denuncias en el primer semestre

La Policía mantiene bajo seguimiento a 908 mujeres en la provincia de Málaga por el elevado riesgo que corren de ser objeto de violencia machista. El Ministerio de Interior creó en 2003 las unidades de prevención, asistencia y protección a mujeres en todas las comisarías, cuyos efectivos son los que se ocupan de la protección activa en aquellas víctimas que corren mayor peligro. Este dato lo dio a conocer ayer la Subdelegación del Gobierno en Málaga coincidiendo con una comparecencia pública del secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno Bonilla, que hizo un llamamiento para que no se dé amparo a los agresores.

Las mujeres bajo protección policial suelen ser acompañadas por los agentes en sus desplazamientos habituales para evitar que puedan ser agredidas y cuentan con sistemas de alerta para avisar de cualquier incidente relacionado con su maltratador. La cifra de mujeres sujetas a protección policial activa en España se eleva a 16.618. Es decir, en Málaga se localizan el 5,5% del total. Las 908 víctimas de maltrato que reciben este servicio policial forman parte de las 3.020 que a 30 de septiembre de este año formaban parte del sistema de seguimiento integral. Este dispositivo se creó en 2007, aglutina todos los recursos e instituciones involucradas en la violencia machista y, por un lado, valora periódicamente el riesgo que soportan las mujeres y, a partir de ahí, establece los dispositivos de protección que requiere cada caso.

A lo largo de este año se han registrado en Málaga cinco muertes relacionadas con la violencia machista: en tres casos la víctima. En dos casos las víctimas eran los hijos del maltratador. Además, en el primer semestre del año, de acuerdo con los datos que maneja la Secretaría de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, se han registrado 2.939 denuncias, un ritmo similar al de 2012 porque en todo el ejercicio se recibieron 6.323 denuncias por hechos de estas características.

La violencia de género en Málaga, por causas que no se conocen a ciencia cierta, experimentó un notable descenso entre 2009 y 2010. Frente a los 6.700 casos denunciados en 2007 y 2008, en los dos ejercicios siguientes cayeron las cifras cayeron a 5.500 y 5.800 casos respectivamente, es decir retrocedieron entre el 13 y el 18%. Sin embargo, a partir de 2011 el maltrato volvió a crecer para situarse en 6.300 denuncias, hito en el que todavía se mantiene.

Frente a las 2.936 denuncias formuladas en el primer semestre, los juzgados de la provincia han adoptado entre enero y junio de este año únicamente 287 medidas de protección a mujeres. Este concepto engloba, por ejemplo, órdenes cautelares de alejamiento o prohibición de comunicarse con la expareja. Este número indica que se han aceptado únicamente el 54% de las que se habían solicitado.

Por otra parte, en España hay en la actualidad 5.525 hombres encarcelados por delitos de violencia machista, de los que 232 pertenecen a Málaga. Los datos facilitados por la Subdelegación también corroboran el discreto uso que se está haciendo de la pulsera electrónica para controlar a los maltratadores. En la provincia hay en la actualidad 49 hombres con brazaletes electrónicos. Estos dispositivos los autorizó el Gobierno a finales de 2008 y se empezaron a utilizar en 2009. Sin embargo, enseguida comenzaron a cosechar críticas.

La memoria de la Fiscalía de Violencia de Género de Andalucía hacía constar en 2010 que el número de alertas y alarmas falsas del brazalete era muy elevado, que a veces se disparaba por un simple cruce en una autovía entre víctima y maltratador y que a veces perdía el contacto con el brazo.

También ponía de manifiesto que el alcance del sistema de radiofrecuencia dependía de cuestiones ajenas como el grosor de los muros, existencia de espejos o interferencias con oros aparatos y que espacios como los sótanos y el metro limitaban su cobertura. Todas estas cuestiones, concluía la Fiscalía, elevaban la ansiedad de las mujeres en lugar de remitirla. No obstante, en el conjunto de Andalucía hay 167, que supone un incremento del 69% respecto a 2012.

El secretario de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Juan Manuel Moreno Bonilla, explicó ayer en Málaga que la estrategia nacional contra la violencia de género contiene más de 250 medidas y una memoria económica 1.500 millones de euros a tres años. Destacó que el maltrato machista es una "razón de Estado" ante el que "no podemos estar ajenos ni un segundo". Pidió "tolerancia cero al maltratador". Resaltó la importancia de denunciar, asegurando que "el silencio y la violencia de género son firmes aliados". Así, ha considerado "casi un acto heroico" el que las mujeres denuncien, pero ha insistido en que gran parte de los asesinatos machistas "se debe al silencio cómplice no sólo de la víctima, sino de sus familiares, de sus vecinos, de sus amigos y de su entorno social".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios