La Policía fija puntos de reacción ante posibles incidentes en Semana Santa

  • Carretería dispondrá de cuatro pasillos para el acceso y salida de público entre la Tribuna de los Pobres y la calle Ollerías

La avalancha vivida por la cofradía del Cautivo en la madrugada del Lunes Santo de 2017 ha supuesto un punto de inflexión en materia de seguridad durante la Semana Santa. Tras meses de trabajo coordinado entre instituciones y hermandades, serán más de 1.300 los agentes de las diferentes fuerzas del orden los que vigilarán el correcto desarrollo de la Semana Santa y constituirán núcleos de reacción para intervenir en caso de incidente destacable en zonas concretas y que contarán con videovigilancia.

El delegado de Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, acudió ayer a Málaga para presidir junto al alcalde, Francisco de la Torre, la junta local de seguridad para establecer la estrategia de la próxima Semana Santa. El responsable autonómico apuntó antes del encuentro que "en movimientos de masas humanas puede ocurrir alguna circunstancia que merezca una reacción que la Policía ha previsto, especialmente en zonas específicas que puedan tener mayores avalanchas de personas" Sanz recordó el trabajo realizado en la creación de planes de autoprotección para las cofradías que deberán estar realizados para el año 2019.

Así, además de la instalación de un Centro de Coordinación de las fuerzas de seguridad (CECOR), como novedad en la Semana Santa de la capital se mejorarán los pasos peatonales del recorrido oficial, tanto en la Alameda Principal como en calle Larios, y se mantendrá cerrado al tráfico el aparcamiento de la plaza de la Marina, cuyos túneles de acceso se usan para acceder al centro histórico o salir de este enclave. A ellos se une el caso de calle Carretería, que contará con cuatro pasillos para el tránsito de público entre el eje Tribuna de los Pobres-Puerta Nueva y calle Ollerías. En total, la Administración central aportará 771 agentes, de los que 525 son policías nacionales. A ellos se sumarán 427 guardias civiles que velarán especialmente por el acceso y la salida de tráfico en las carreteras que circundan la capital y los cortejos procesionales, que contarán con 96 agentes de la benemérita escoltando a los tronos, si bien no son agentes en servicio.

Por su parte, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, destacó que, junto a los 210 agentes locales que prestarán servicios exclusivos para los cortejos de Semana Santa, "habrá otros 605 agentes cubriendo las necesidades ordinarias en las zonas de la ciudad donde no se desarrollan procesiones". El regidor destacó el papel desarrollado por la propia Agrupación de Cofradías, como organismo coordinador de las acciones entre las hermandades que la conforman y cuyo esfuerzo en coordinación con las instituciones públicas locales "permite la celebración de la Semana Santa con garantías de seguridad".

Junto a las nuevas medidas, los responsables municipales recordaron otras propuestas que se pondrán en marcha este año, como el establecimiento de señalética para indicar las vías de evacuación, así como la emisión de una serie de normas para mejorar la convivencia con los cortejos y espectadores, como evitar el uso de elementos que puedan entorpecer el paso de personas, como sillas, neveras o carritos. Estas indicaciones apuntan, además, que en caso de incidente se acuda a las fuerzas de seguridad, no se sigan bulos o informaciones contradictorias y mantener conductas respetuosas.

Igualmente, Protección Civil establecerá en la plaza de la Marina un punto de encuentro para las personas que se desubiquen. La misma organización repartirá de manera gratuita pulseras con código QR para que los menores que asistan a las procesiones con mayores tengan una vía de localización en caso de desaparición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios