La Policía trata de identificar a todos los agresores del Clínico

  • Ha enseñado fotos de sospechosos a las víctimas · Uno de los contendientes, que huyó, ya ha sido identificado · En la reyerta participó una treintena de jóvenes

La Policía Nacional intensifica sus esfuerzos en tratar de identificar a todos los participantes de la reyerta multitudinaria entre dos bandas que se declaró la mañana del domingo en el Hospital Clínico Universitario y en la que resultó herida de consideración una vigilante de seguridad y otros dos con lesiones. Los investigadores están mostrando fotografías de sospechosos a las víctimas y, gracias a la colaboración ciudadana, ya conocen la identidad de uno de los contendientes, que se dio a la fuga en un turismo cuando llegó la Policía.

Según informaron fuentes policiales, investigadores de la comisaría norte se han hecho cargo de la investigación y en las últimas horas han comenzado a tomar declaración a los testigos y víctimas de la reyerta, en la que participó una treintena de jóvenes que se agredieron a las puertas y en el interior de Urgencias.

Los testimonios de los declarantes han coincidido en lo más importante de lo que aconteció y las pesquisas ya habrían arrojado resultados positivos con la identificación de alguno de los agresores. No obstante, las citadas fuentes explicaron que el objetivo es identificar a todos los contendientes y determinar cuál sería su grado de imputación. Para ello, están mostrando fotografías de personas fichadas cuyo perfil encaja con el de los jóvenes que participaron en la batalla campal que se declaró en el centro hospitalario. Emilia Hurtado, la vigilante que se encuentra hospitalizada por los golpes recibidos, supuestamente reconoció a uno de ellos en el álbum fotográfico.

Las fuentes consultadas señalaron que las diligencias del caso continúan abiertas.

Los hechos ocurrieron la mañana del domingo cuando tres ambulancias trasladaron al citado hospital a los heridos de una pelea entre dos bandas ocurrida en una discoteca de Torremolinos. En el hospital se dieron cita los integrantes de ambos grupos, quienes se enzarzaron en una nueva reyerta en la que se utilizaron bates de béisbol, cadenas y pinchos.

Los cuatro vigilantes de seguridad intentaron controlar la situación, pero fueron agredidos de forma brutal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios