Policías locales recibirán 250 chalecos más por el aumento de agresiones

  • Sale a concurso la compra de antibalas y anticuchillos por 150.000 euros El objetivo, según el concejal de Seguridad, es que cada agente llegue a tener uno propio

El Ayuntamiento de Málaga adquirirá en torno a 250 nuevos chalecos para los efectivos de la Policía Local tras el incremento de agresiones que están sufriendo los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad. Con ese fin, ayer fue publicado en el Boletín Oficial de la Provincia el concurso público en el que podrán participar las empresas que ofrecen estos equipos. Como novedad, según se desprende del pliego de condiciones, tendrán una doble función: no sólo servirán, como hasta ahora, para reducir el trauma en caso de recibir disparos sino que contarán con un material que también permitirá incrementar la protección en ataques con arma blanca, que suelen ser, según precisó a este periódico el concejal de Seguridad, Julio Andrade, los más frecuentes.

El objetivo, en palabras del responsable municipal, es que cada uno de los efectivos, algo que desde hace tiempo vienen defendiendo los sindicatos UPLBA y SIP-AN, lleguen a tener el suyo propio. "Actualmente no hay chalecos unipersonales, sino que algunos son compartidos. Están en el vehículo policial. Los agentes entran en su turno y cogen uno. Somos conscientes de que eso no es lo idóneo, sino que todos deben tener el suyo y así lo atenderemos", recalcó Andrade.

Pero eso sí, mientras se dispone de equipos para todos los policías, es importante "establecer prioridades". "Hay unidades que tienen chalecos antibalas porque siempre están en la calle. Otros hacen fuera también su trabajo, pero no a diario; tienen funciones internas. Ésta no va a ser la única compra, lo antes posible se hará otra remesa para seguir ampliando", matizó.

El chaleco, anti-cuchillo y anti-punzón de una sola pieza y con el mínimo grosor y mayor flexibilidad posibles, se compondrá de un conjunto formado por dos paquetes balísticos (anterior y posterior) con sus respectivas fundas y otras dos externas iguales (una de respuesto) de color negro. El peso del equipo será el relativo al masculino de la talla L. (2,8 kilogramos).

El importe del contrato alcanza un total de 150.000 euros. Si se produjera una baja con respecto al tipo de licitación, como consecuencia de la oferta presentada por la empresa adjudicataria, ésta se aplicará a la adquisición de un mayor número de piezas. "El precio de cada uno es de menos de 1.000 euros. Hay empresas que ajustan sus costes. Mientras más favorable salga, más chalecos habrá. Queremos la mayor cantidad posible", destacó Andrade.

La decisión de dotar a los efectivos de nuevos equipos de protección se remonta, dijo el concejal, al año pasado, cuando se pidió al alcalde, Francisco de la Torre, que tuviera en cuenta una consignación específica. "En aquel momento no había disponibilidad presupuestaria en el área de Seguridad. Después se aprobó y nos reunimos con los sindicatos y les ofrecimos que, junto con el personal de armamento, buscaran un modelo que ofrecieran no sólo un chaleco antibala sino que tuviera una función anticorte. Se buscó un tipo superior al elegido", afirmó Andrade, quien reconoció la demanda creciente de estos medios en España.

Aunque los portavoces del Sindicato Independiente de Policía de Andalucía (SIP-AN) y la Unión de Policía Local y Bomberos de Andalucía de Málaga (UPLBA) consultados aplaudieron la medida, recalcaron que responde únicamente a la presión que ambos han ejercido durante todo este tiempo.

El responsable de la UPLBA, Nicolás Aguilar, cifró en 550 la cantidad total de equipos que se precisan, por lo que, tras la nueva partida, seguirán faltando "unos 250". "Todavía no estamos conformes. Hasta ahora, para los policías que están en la calle hay unos 40 chalecos, es decir, uno para 7 u 8 agentes en cada turno de trabajo. Los que tenemos se compraron hace ya muchos años y eran para hombres", aseveró. Esa es, precisamente, otra de las quejas del sindicato, que exige equipos especiales para las mujeres.

Para el portavoz y vicesecretario autonómico del SIP-AN, José Javier Puertas, la adquisición de chalecos "se ha retrasado". "Pensábamos que estaban ya incluso comprados. Ha sido una petición de los sindicatos. Nuestro objetivo es que la Junta de Andalucía oblige a los ayuntamientos a dotar a cada policía de un medio. Hace varios meses que solicitamos equipos al Ayuntamiento", subrayó el responsable, quien apostilló que existe "un repunte en las agresiones a agentes" y que la ley de coordinación establece que cada vehículo de cuatro ruedas debe tener un chaleco para cada ocupante, algo que en Málaga "se cumple".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios