Presión vecinal en Churriana por un indulto

  • Más de 200 personas piden la libertad de un hombre preso por un delito que, dice, no cometió

Una disputa vecinal por el volumen de la radio se ha convertido en el infierno de toda una familia. Juan Carlos Dueñas García, de 27 años, lleva 20 días en la prisión de Alhaurín de la Torre por un delito que, dice, no cometió.

Ayer, más de 200 vecinos de Churriana se manifestaron para pedir el indulto de Juan Carlos, después de empapelar durante semanas las principales calles de la barriada con carteles que defienden su causa.

Según explica su hermano Miguel Ángel, los hechos se remontan al año 2001, cuando tuvo lugar la primera disputa con un vecino. "Insultaba a mi madre porque ponía la radio para limpiar la casa", dice. Cuando los insultos se hicieron más frecuentes lo denunció, sin que el caso prosperara porque, según dicen, no tenía testigos. Más adelante ella y su marido fueron los denunciados por el vecino que sostenía que había sido agredido y por ello fueron condenados a pagar 30.000 euros.

Pero quedaba lo peor. Hace seis años Juan Carlos, que entonces tenía 21, fue denunciado por intento de atropello. Él lo niega y dice que estaba lavando el coche. Pero otra vecina testificó en su contra y el juez dictó sentencia: 27 meses de cárcel.

"Mi hermano es soldador y en su empresa lo valoran; ahora le había tocado una casa en el Martín Carpena y su novia se había venido de Barbate para iniciar una vida en común", dice el hermano.

Cuando salga, tras dos años en la cárcel, puede que todo haya cambiado, incluso él mismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios