El Presupuesto de Benalmádena baja un 8% para este ejercicio

  • Las cuentas del municipio para este año, que se aprobaron ayer con los votos en contra de toda la oposición, superan los 107 millones de euros

Desde el principio de mandato, el gobierno tripartito de Benalmádena, liderado por el socialista Javier Carnero ha venido denunciando la precaria situación de las arcas municipales. Ayer, el Pleno municipal aprobó con los votos en contra de la oposición el Presupuesto para el año 2008 que asciende a 107.155.756 euros lo que significa una reducción del 8 por ciento respecto al ejercicio anterior.

La concejal de Hacienda, Inmaculada Vasco (PSOE), explicó que las cuentas se ajustan a la realidad del municipio y suponen una apuesta por la política social y la creación de infraestructuras.

Vasco explicó que el capítulo de inversiones para el 2008 asciende a 20 millones de euros y entre las actuaciones previstas destaca la creación del bulevar de Arroyo de la Miel (antiguo parque Antonio Andrade) para el que se destina 1.160.000 euros o las obras del nuevo recinto ferial de Benalmádena Pueblo con 500.000 euros. En el apartado de gastos, destaca la partida prevista para Personal que asciende a 32.410.000 euros.

El alcalde, Javier Carnero, manifestó que se trata de los "mejores Presupuestos" teniendo en cuenta la "complicada" situación económica del Consistorio con una deuda que asciende a 154 millones de euros. No obstante, se mostró optimista por la capacidad de generar ingresos del municipio. El regidor anunció la creación de la oficina de control presupuestario que facilitará la racionalización del gasto. Los partidos de la oposición mostraron su negativa a las cuentas aprobadas. Manuel Crespo (GIB) indicó que los Presupuestos no se ajustan a la realidad y pidió racionalizar mucho más el gasto. Criticó el gasto de Personal y el aumento de los cargos de confianza.

Enrique Moya (PP) señaló que los Presupuestos están "inflados" y pidió una mayor efectividad recaudatoria. Jesús Fortes (IDB) pidió soluciones más contundentes para saldar la deuda.

Ayer, además, se aprobó un plan de saneamiento económico para saldar la deuda del Consistorio. "Debemos gestionar bien para iniciarnos en una senda de recuperación financiera para el Ayuntamiento", explicó Carnero quien aseguró que las cuentas están pensadas por y para el ciudadano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios