Prisión sin fianza para el hombre acusado de matar a su pareja

  • El titular del juzgado número 3 de Torremolinos le imputa un delito de asesinato

El titular del Juzgado de Instrucción número tres de Torremolinos decretó ayer el ingreso en prisión, comunicada y sin fianza para el acusado de matar a puñaladas a una mujer en Torremolinos. El hombre, identificado como Alfredo C.G. y de 51 años, al parecer asesinó a su pareja sentimental el pasado martes de madrugada en su domicilio, que se encuentra en pleno centro de la localidad.

El acusado pasó a disposición judicial a las 10:00 de ayer. Apenas dos horas más tarde, el titular del juzgado le comenzó a tomar declaración, un proceso que se prolongó hasta bien entrada la tarde. De hecho, el hombre salió escoltado del juzgado por agentes de la Policía Nacional para ser trasladado de forma directa a la prisión de Alhaurín de la Torre. El magistrado, que es el responsable del juzgado con competencias sobre violencia contra la mujer, le imputa un delito de asesinato por la muerte de su pareja sentimental. Fuentes cercanas al caso indicaron que el acusado durante su estancia en los juzgados torremolinenses también fue examinado por un psiquiatra.

Los hechos sucedieron el pasado martes de madrugada en un pequeño bloque de apartamentos de calle Brasil. Sobre las 4:40, Alfredo entró en la Comisaría de la Policía Nacional y confesó a los agentes allí presentes que acababa de matar a su pareja. Además, entregó las llaves del domicilio a los policías. Para comprobar la veracidad de la confesión, los agentes se trasladaron al piso, el cual se encuentra a escasos metros de la Comisaría. Allí encontraron el cadáver de la mujer en el salón y tapado con una sábana, según señalaron fuentes cercanas al caso. La fallecida fue identificada como Eva. V.P., una joven de 36 años con la que al parecer llevaba unos meses de relación. Los vecinos de la zona comentaron que la pareja no convivía, aunque la víctima frecuentaba con asiduidad el piso que tenía alquilado el asesino confeso en la urbanización La Roca. Tras ordenar el levantamiento del cadáver, el cuerpo fue trasladado al Instituto de Medicina Legal para practicarle la autopsia. Los forenses determinaron que la mujer había muerto herida por arma blanca.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios