Prisión provisional para el líder de la mafia rusa detenido la semana pasada en Mijas

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decretó ayer prisión provisional para el líder de la organización criminal rusa dedicada al tráfico de drogas asentada en Estonia, denominada Kemerovo, detenido la pasada semana en la localidad de Mijas.

Vyacheslav Gulevich, máximo responsable de la red criminal rusa desarticulada por la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Policía de Estonia, fue arrestado dando cumplimiento a una Orden de Detención Europea lanzada por las autoridades de la república báltica.

Tras su detención, el líder de Kemerovo pasó a disposición judicial tras su arresto ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional, que le envió a prisión provisional hasta que sea entregado a Estonia donde está acusado de los delitos de pertenencia a organización criminal y tráfico de drogas.

La entrega a Estonia podría producirse entre 10 días y dos meses. Si Gulevich no pone ningún impedimento en ser trasladado hasta el país reclamante, se haría efectivo en un máximo de 10 días. En caso contrario, los trámites se puede prolongar hasta los 60 días.

El motivo del asentamiento en España de Gulevich era por un lado establecer una base de operaciones para la comisión de actividades relacionadas con el tráfico de drogas y, por otro, el blanqueo de los capitales obtenidos ilícitamente. Asimismo, fijó su residencia en España también por motivos de seguridad, dado que temía ser víctima de uno de los mencionados ajustes de cuentas.

De hecho, uno de los sicarios perteneciente a una organización criminal rival de Kemerovo, fue detenido el pasado mes de junio en Reus (Tarragona), poco después de entrar en España.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios