Prisión provisional para el hombre que apuñaló a su esposa en Mijas

  • Fue acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa

Un juzgado de Fuengirola ha decretado prisión provisional por un delito de homicidio en grado de tentativa para el hombre detenido la semana pasada que apuñaló a su esposa en el domicilio conyugal de Mijas. La agresión se produjo tras una discusión relacionada con el pago de un préstamo de unos 90.000 euros. El individuo, después de clavar un cuchillo por la espalda a la víctima, trató de suicidarse cortándose las venas, por lo que se hizo un corte en el antebrazo izquierdo.

Fuentes judiciales señalaron que el hombre fue puesto a disposición judicial el pasado sábado después de recibir el alta médica. Inicialmente se barajó la posibilidad de prorrogar su detención para que el caso recayese en el Juzgado de Violencia de Género de Fuengirola, aunque finalmente fue el magistrado del juzgado de Instrucción que estaba de guardia el que le tomó declaración.

El detenido, J. L. G. G., de unos 48 años de edad y que tenía antecedentes de intentos de suicidio, fue acusado de un intento de homicidio y el magistrado decretó su encarcelamiento provisional, por lo que fue trasladado a la prisión provincial de Alhaurín de la Torre.

Las citadas fuentes señalaron que el origen de la discusión que desembocó en el apuñalamiento supuestamente fue una pelea que mantuvo el matrimonio por una deuda de unos 90.000 euros que debía abonar.

Los hechos tuvieron lugar sobre las 7:00 del pasado jueves en un edificio de la calle Margarita de Mijas Costa y mientras las dos hijas (de entre 15 y 19 años) dormían. Éstas oyeron ruidos, se despertaron y comenzaron a gritar al percatarse de la agresión sufrida por su madre.

Un vecino entró en la casa y quitó el cuchillo al marido, según explicó un vecino de la pareja.

La víctima, C. P. S., de unos 45 años, fue trasladada inicialmente al centro de salud de Las Lagunas. Posteriormente, fue conducida en ambulancia al Hospital Costa del Sol, donde fue ingresada.

El agresor, J. L. G. G., ingresó en el Hospital Clínico Universitario de Málaga con heridas en el antebrazo izquierdo porque intentó cortarse las venas tras apuñalar a su esposa. Fue intervenido quirúrgicamente y sometido a evaluación psiquiátrica.

Vecinos del matrimonio manifestaron entonces que jamás habían escuchado una discusión y que el encarcelado era un hombre estupendo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios