Prohíben a un hombre comunicarse con una joven por un delito de agresión sexual

La Audiencia de Málaga ha condenado a un hombre por un delito de agresión sexual contra una menor a la que un día cogió del brazo, intentó llevársela a una furgoneta y dio un beso. Además, ha quedado probado que durante meses le mandó "numerosos" mensajes de tipo sexual al móvil. Se le impone un año de prisión, la prohibición de acercarse a la chica, que tenía entonces 15 años, o comunicarse con ella durante tres años, e indemnizarla con 2.000 euros.

Según consta en la sentencia, el acusado, que conocía a la menor porque su madre había trabajado para él, envió a la chica "numerosos mensajes" al teléfono móvil de agosto a diciembre de 2010, en un primer momento para quedar "manifestándole que quería verla y darle muchos besos". Además, en ese tiempo se citó varias veces con la joven cerca del instituto donde ella estudiaba, encuentro a los que ella acudía.

En dos ocasiones, dice la resolución, el hombre, de 57 años entonces, le dio dinero a la menor, instándole a que "no se lo contase a su madre". Uno de esos días, le dijo que fuera con él a una furgoneta, a lo que la chica se negó, momento en el que la cogió del brazo, "intentando introducirla, al mismo tiempo que la agarraba del cuello, besándola en la boca". La víctima pudo zafarse finalmente, al empujar al acusado, y huyó del lugar. Tras esto, sigue el apartado de hechos probados de la sentencia, el procesado volvió a llamar a la chica y quedó con ella, dándole esta vez 600 euros para un ordenador. A partir de este momento, "comenzó a enviar mensajes a la menor" de carácter sexual, "llegando a amenazarla diciéndole que si no hacía lo que él le pedía, le haría daño a ella, a su madre y a su hermana pequeña".

Cuando empezó a "sentir miedo porque en algunas ocasiones veía al acusado merodear con la furgoneta por los alrededores del instituto", la joven le contó lo ocurrido a su madre, que denunció los hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios