Proponen 6.000 casas en Los Montes para asegurar su reforestación

  • Alba, Moreno Peralta y Asenjo destacan la baja densidad residencial que supondría en una superficie de 1.100 hectáreas · Ruiz Sinoga dice que en 50 años la parte alta del Gálica ha perdido 60 centímetros de suelo

Comentarios 7

El debate sobre la construcción al norte de la ronda de Málaga vuelve a ponerse sobre la mesa. En el marco de una jornada sobre sostenibilidad y urbanismo, organizada por el Ayuntamiento de la capital, varios expertos propusieron la ejecución de hasta 6.000 viviendas en Los Montes de la capital con el objetivo, entre otros, de posibilitar la reforestación de los terrenos que se extienden por encima de la autovía, afectados en las últimas décadas por un proceso continuo de erosión y por la nula inversión de las administraciones públicas en su regeneración vegetal.

La actuación fue puesta sobre la mesa por el ingeniero José Alba y los arquitectos Salvador Moreno Peralta y Ángel Asenjo, autores de los estudios iniciales del proyecto conocido como Los Altos del Limonar, que engloba una extensión de 1.100 hectáreas de suelo. De ellos, incidieron, sólo el 7% serían urbanizados mediante usos residenciales (720.000 metros cuadrados de techo), con una media de 6 viviendas por hectárea, y equipamientos (180.000). Del resto, 640 hectáreas quedarían reservadas para sistemas generales de la zona (incluyendo 90 hectáreas para una posible segunda ronda este) y otras 380 hectáreas para parques del sector.

"Es una oportunidad no para llevar el desarrollo urbano a Los Montes sino para que Los Montes lleguen a la ciudad", defendió el experto ingeniero, que insistió en la necesidad de actuar sobre esta franja del territorio. "Hay otra opción, que es la de expropiar los suelos y que las administraciones inviertan en reforestación, pero no parece que sea factible tras 20 años sin que se haya hecho nada". No obstante, Alba admitió que dar forma a estos parámetros tiene una repercusión sobre las futuras viviendas, que cifró en unos 300 euros por metro cuadrado edificable.

La solución planteada es vista con buenos ojos por José Damián Ruiz Sinoga, profesor de Geografía Física de la Universidad de Málaga, y uno de los grandes analistas en la materia. Éste denunció "la oportunidad perdida" que supuso el Plan de Intensificación de la Cubierta Vegetal en los años 90 y abogó por buscar alternativas. "¿Aceptaríamos que el 10% del sellado (urbanización) cofinanciase la protección del 90% del terreno como medida de sostenibilidad?", preguntó. Su respuesta fue afirmativa, al entender que es una opción ante una "inacción que se ha definido como acelerador de los procesos de degradación del sistema que rodea Málaga". Como ejemplo de este fenómeno, explicó que en 50 años "se han perdido 60 centímetros de suelo" en la parte alta del arroyo Gálica.

Parte de la actuación encabezada por Alba, Moreno Peralta y Asenjo es recogida en el Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU) de la ciudad, que limita tanto la superficie del sector como el número de viviendas, reducido a 500. Pero ni con este considerable recorte, la propuesta tiene el aval de la Junta de Andalucía, apoyo imprescindible al ser administración responsable de la aprobación definitiva del planeamiento local.

La negativa autonómica ha obligado al equipo de gobierno del PP a suprimir el proyecto del PGOU. A pesar de ello, alcalde, Francisco de la Torre, volvió a apostar ayer por desarrollar al norte de la ronda este una intervención que garantice "la protección de Los Montes con uso residencial de baja densidad". Una iniciativa que, a su vez, permitiría "traer equipamientos que diesen un plus a la ciudad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios