Proponen 60.000 euros de multa al club de hielo

  • La investigación detecta faltas graves en la puesta en marcha de la torre de refrigeración

El instructor del expediente sancionador abierto a la unión temporal de empresas del club de hielo de Benalmádena, a raíz de la detección de un brote de legionela a finales de junio del pasado año, ha hecho una propuesta a la Delegación de Salud para sancionar al club con 60.100 euros. La investigación concluye que se produjeron varias faltas graves en el funcionamiento de las instalaciones.

En la propuesta el instructor declara probado que esta UTE "no notificó la puesta en marcha de la torre de refrigeración a la administración sanitaria competente", lo que le correspondería a ésta como concesionaria, lo mismo que el mantenimiento de las instalaciones, al estimar que el que se hubiera delegado en otra empresa estas funciones "no exime de la responsabilidad directa de sus obligaciones al concesionario".

Además, el documento señala que "no se aporta un programa específico de prevención y mantenimiento de las instalaciones" y que "no constan registros de limpieza y desinfección en la torre de refrigeración". Aunque se recogieron datos de dos actuaciones en este sentido, en febrero y mayo de 2007, se indica que fue "sin aportarse protocolo ni certificados oficiales de estos tratamientos".

La UTE ya ha presentado alegaciones en el transcurso de la tramitación de dicho expediente, aunque ahora podrá presentarlas de nuevo. El Juzgado de Instrucción número 2 de Torremolinos tiene abiertas diligencias previas al respecto y ha comenzado a citar a afectados y familiares de éstos para que se realice el correspondiente reconocimiento por parte de los médicos forenses y para que declaren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios