Proyectan que las estaciones del Metro alberguen 'minicomisarías'

  • Se ha mantenido una reunión para analizar cómo afectan a la seguridad de la ciudad los diez kilómetros de túnel del suburbano · Se realizarán simulacros y los GOES estudiarán el trazado

El Metro se ha convertido en una de las prioridades en materia de seguridad. Los recientes atentados terroristas contra terminales de transporte han obligado a extremar las precauciones y en Málaga ya se han dado los primeros pasos en este sentido. El comisario provincial, Juan Jesús Peñalver, y el director del Metro de Málaga, Enrique Urkijo, mantuvieron la semana pasada una reunión en las que comenzaron a sentar las bases sobre esta materia. Una de las conclusiones más importantes de esta cita, a la que seguirán otras muchas, es la intención de ambos de que en cada estación se habiliten minicomisarías para agilizar el trabajo de los agentes que patrullen en el suburbano.

La reunión entre Peñalver y Urkijo se produjo a mediados de la semana pasada y en ella se trataron diversos temas. La mayor parte de la conversación se centró en la necesidad de vigilar los diez kilómetros de túnel soterrado con los que contará esta infraestructura y que serán incluidos en las inspecciones que regularmente realizan los especialistas de la Unidad de Subsuelo de la Policía Nacional.

Fuentes policiales explicaron que el objetivo en esta primera toma de contacto es tratar de determinar cómo afecta a la seguridad de la ciudad y durante el desarrollo de un evento, por lo que unidades especializadas, como la del Grupo de Operaciones Especiales (GOES), realizarán visitas para estudiar el trazado subterráneo y realizar un protocolo de actuación a aplicar ante una violación de la seguridad.

Pero durante la cita también se trataron opciones que faciliten las condiciones de trabajo de los agentes que patrullen por las terminales. La principal, en la que estaban de acuerdo tanto el comisario provincial como el director del suburbano, era habilitar en las paradas espacios en los que se puedan ubicar minicomisarías o "puntos de encuentro" donde los agentes puedan tramitar denuncias y realizar sus tareas.

El encuentro, que previsiblemente se repetirá el próximo mes de febrero, fue confirmado por Urkijo, quien subrayó la cordialidad y normalidad con la que se desarrolló. Según explicó a este periódico, la intención es adelantar en la medida de lo posible los contactos para dar solución a las cuestiones en materia de seguridad. "En Málaga hacemos las cosas con tiempo y uno de los contactos obligados es el de la Policía Nacional", dijo Urkijo.

El máximo responsable del suburbano en la capital de la Costa del Sol señaló que entre otros asuntos se habló de los "diferentes métodos a usar, desde la instalación de cámaras de vigilancia, pasando por la posible colocación de unas dependencias específicas para los agentes, hasta la realización de simulacros dentro de los túneles para las diferentes unidades policiales".

El trazado del suburbano malagueño tiene una longitud de casi 15 kilómetros, de los que, a excepción de unos cuatro kilómetros, todos son subterráneos. Este hecho eleva el riesgo de que se cometan actos delictivos. La urgencia con la que se han mantenido los primeros encuentros tiene su origen, además, en que las máquinas del ferrocarril urbano ya han finalizado la excavación del primero de los túneles de la línea 2, que discurre entre el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena y la Glorieta de Molière.

Precisamente, el pabellón de deportes es uno de los espacios de la capital en los que tradicionalmente se celebran eventos musicales y mítines de los partidos políticos, que previsiblemente irán en aumento conforme se acerquen las fechas de las elecciones del 9 de marzo.

A la culminación del primero de los pasos soterrados, por el que los trenes circularán a partir del año 2011, se suma el inicio de los trabajos en otro de los tajos del ramal de Carretera de Cádiz: La Paloma-Juan XXIII.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios