El Puerto confía en recibir los 2 millones de aval para el hotel antes de fin de julio

  • Plata afirma que el grupo inversor catarí ultima este trámite y espera que los plazos "no se eternicen"

El puerto de Málaga confía en que el grupo inversor de origen catarí formalice, antes de final de julio, la presentación del aval, de más de dos millones de euros, para poner en marcha el mecanismo que permita levantar en los terrenos junto al Dique de Levante un hotel de cinco estrellas, de 145 metros de altura, 35 plantas y con capacidad para unas 350 suites. Así lo afirmó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Paulino Plata, que aseguró que los privados tienen "una actitud muy decidida" para llevar a cabo el proyecto, eso sí, admitiendo que una de las condiciones que ponen es que los trámites administrativos "no se eternicen".

Plata recordó que los inversores están siguiendo la tramitación por la vía de competencias de proyecto, que obliga a abonar un aval del 2% sobre la ejecución del edificio, cifrado en unos 100 millones de euros (unos 130 - 140 millones incluyendo todo el equipamiento). Así, Plata explicó que el grupo catarí está recabando la información para conocer bajo qué condiciones se presta dicho aval, prestando atención a aspectos como la devolución del mismo en caso de que el proyecto no se lleve finalmente a cabo y los posibles plazos de la tramitación administrativa. Aunque el presidente de la Autoridad Portuaria aseguró que por el momento no hay ninguna exigencia al respecto encima de la mesa por parte de los promotores privados.

"Creo que esto se podrá resolver antes de que acabe este mes de julio", afirmó Plata. A partir de ahí, se abre un "complejo" itinerario burocrático que pasa por la aprobación definitiva de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (DEUP) y la modificación del Plan Especial del Puerto. El último trámite sería la aprobación en el Consejo de Ministros, algo que requiere la intervención de Puertos del Estado y de Fomento.

Plata incidió en la importancia de que los trámites no se dilaten "innecesariamente", algo que genera "frustración y que sería muy malo porque corremos el riesgo de perder el proyecto". Por ello, confió en poder avanzar de manera simultánea en el desarrollo de estos documentos, de forma que "aunque uno tenga que estar aprobado antes, no haya que esperar a que se termine una tramitación para iniciar la siguiente". "Creo que esto es perfectamente posible dentro de las normas", sostuvo. En cualquier caso, reconoció que "el deseo" de los inversores es que los trámites se realicen "en el menor tiempo posible", pero también esperó que "entiendan que hay que ser muy escrupulosos con el cumplimiento de las normas y que nosotros vamos a llevar a cabo a rajatabla".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios