El Puerto presta al hospital marino su sede ante el silencio de la Junta

  • El Crema podrá quedarse en el edificio actual mientras no aparezca un inversor dispuesto a construir el complejo de negocios previsto en el Muelle de Heredia

El Centro de Recuperación de Especies Marinas Amenazadas (Crema) de Málaga, un hospital marino de referencia en toda España y creado en 1994 por el Aula de Mar, sigue sin que nadie le concrete su futuro. Sólo de manera provisional podrá permanecer en su actual y primigenia ubicación en el lateral del puerto, junto al Muelle Heredia, dado que el concurso público para la construcción de un complejo de negocios en esta zona quedó desierto el pasado mes de noviembre y aún no se ha presentado ninguna oferta.

Pero no será más que un parche temporal ante la falta de concreción y el incumplimiento del compromiso adquirido por el propio consejero de Medio Ambiente, José Juan Díaz Trillo, hace varios meses para trasladar el centro a un antiguo vivero propiedad de la Junta de Andalucía en el polígono Guadalhorce. Antes había que acondicionarlo y que liberar una partida de algo más de 100.000 euros para poder iniciar allí la actividad del hospital marino. Sin embargo, a un mes de las elecciones autonómicas nadie parece tener intención de hacerlo, a pesar de que este periódico ha intentado sin éxito en reiteradas ocasiones obtener información por parte de la Delegación Provincial de Medio Ambiente sobre los plazos y la situación actual del proyecto.

Ante la ausencia de respuesta del Gobierno autonómico sobre la futura ubicación del Crema -a pesar de que recientemente se han inaugurado unas instalaciones similares tanto en Carboneras como en las Marismas de Odiel-, sus responsables han aceptado el ofrecimiento del presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Linde, que ayer confirmó a este periódico que mientras que no haya que demoler el edificio "se podrán quedar ahí sin problema".

Y no parece que eso vaya a ocurrir en breve porque después de que en noviembre se declarar desierto el concurso para hacer realidad una de las actuaciones señeras del proyecto para reconvertir los usos del puerto de Málaga. Ni una sola oferta ha concurrido aún al procedimiento público, pese a que se amplió un año más. Linde reconoció que se están manteniendo contactos con algunas empresas que podrían estar interesadas en hacerse con la construcción y explotación del complejo de oficinas, pero la actual situación económica está complicando las cosas. La adjudicación incluía la ejecución de los inmuebles de oficinas y de 600 plazas de aparcamiento, así como un edificio destinado a albergar a la Aduana y no se descarta adjudicarlo por fases.

1994

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios