Rajoy entierra la esperanza de Málaga de optar a la Agencia del Medicamento

  • Confirma en Bruselas el apoyo "total y absoluto" a Barcelona y dice que la presentará para ser sede del organismo

  • La capacidad de influencia de De la Torre y el PP de Málaga, en evidencia

Mariano Rajoy, ayer, durante la rueda de prensa ofrecida en Bruselas. Mariano Rajoy, ayer, durante la rueda de prensa ofrecida en Bruselas.

Mariano Rajoy, ayer, durante la rueda de prensa ofrecida en Bruselas. / Horts wagner/ efe

Comentarios 3

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, firmó ayer formalmente el acta de defunción de la aspiración de Málaga a convertirse en sede de la Agencia Europea del Medicamento. Si la reivindicación abanderada principalmente por el alcalde de la capital, Francisco de la Torre, ya quedó sentenciada esta misma tras sendos pronunciamientos del Congreso de los Diputados en favor de Barcelona, el tiro de gracia lo dio el dirigente nacional al reafirmar el apoyo "total y absoluto" del Ejecutivo a la Ciudad Condal.

El mensaje fue lanzado durante la rueda de prensa celebrada al término de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de la UE. En ese foro, confirmó lo que ya parecía evidente. "Presentaremos la candidatura de Barcelona", anunció, rebajando a la nada las posibilidades de las otras urbes españolas que mostraron interés por acoger este ente, caso de Madrid, Alicante, Málaga y Granada.

De la Torre defendió que España presentase a Málaga para "impulsar la cohesión regional"

Lo dicho por Rajoy no hace más que ratificar un camino que el Gobierno ya empezó a andar en julio del año pasado, cuando la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, informó de que se iba a trabajar coordinadamente para que Barcelona fuese la sede de la Agencia del Medicamento. "Vamos a trabajar para fortalecer la candidatura de Barcelona y transmitir a las instituciones comunitarias las ventajas de que la sede venga a nuestro país", dijo ocho meses atrás. A pesar de ello, durante los últimos meses De la Torre ha mantenido activo el trabajo en pro de 'vender' las bondades de la capital de la Costa del Sol.

El pronunciamiento oficial del también presidente nacional de su partido cuestiona la capacidad del mandatario municipal y de su partido a nivel provincial para influir en la decisión adoptada. Ayer, De la Torre optó por guardar silencio. Incluso en las redes sociales, donde en los dos últimos días, tras las votaciones realizadas en las comisiones de Asuntos Exteriores y de Sanidad del Congreso, donde se respaldaron sean proposiciones no de ley en favor de Barcelona (con el apoyo del PP y del PSOE), sí se mostró muy activo.

Frente a las tesis finalmente ratificadas por Rajoy, De la Torre llevó a asegurar vía Twitter el pasado jueves: "España debe presentar como sede para Agencia Europea Medicamento a una ciudad capaz de acoger agencia e impulsar así la cohesión regional: Málaga!". "Cataluña debe coincidir en idea de que una mayor cohesión regional, sin costo alguno es un escenario grato para estar así + cómodos en España", añadió en otro mensaje. Incluso, al ser preguntado durante la semana, llegó a lanzar un mensaje expeditivo: "se está muy equivocado por pensar que el problema de la soberanía catalana se va resolver por gestos de esta naturaleza".

En la misma medida, tampoco parece que el papel del Partido Popular malagueño haya surtido efecto alguno en el intento de desequilibrar la balanza del debate en favor de Málaga. El pasado jueves, el presidente provincial del PP, Elías Bendodo, dijo que trabajaría hasta el último minuto por intentar que la agencia europea desembarcase en la capital.

Curiosamente, tras ser cuestionado el papel de los diputados provinciales de Málaga en el Congreso de los Diputados, ayer la representante del PP en la Cámara Baja Carolina España tomaba la palabra poco antes de que Rajoy concluyese la discusión sobre la preferencia de España para acoger el organismo comunitario. Y lo hizo para asegurar que las posibilidades de Málaga seguían intactas. La diputada declaró a Europa Press: "estoy convencida de que Málaga reúne muchos más requisitos que otras ciudades candidatas; lo defenderé hasta el final y los diputados malagueños estamos a disposición del alcalde para lo que necesite".

Las palabras de Rajoy provocaron ayer la reacción del Colegio de Farmacéuticos de Málaga, cuyo presidente, Francisco Florido, reiteró la "desilusión" que le provoca lo que está ocurriendo estos días. Más aún cuando la idea del organismo era poner en marcha la creación de una plataforma social mediante la que reivindicar la llegada de la Agencia del Medicamento. "No sabemos bien cómo han sido los comportamientos de los políticos malagueños", dijo.

A pesar de la posición del Gobierno, la idea de Florido es la de continuar con los movimientos "siempre que haya consenso entre los políticos malagueños". "No quiero tirar la toalla, pero tampoco decir que no ha ocurrido nada", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios