Reacciones encontradas a la anulación judicial de las dos candidaturas proetarras

  • PNV y EA critican la decisión que socialistas y populares apoyan con entusiasmo

La anulación de las listas de Demokrazia 3 Milioi (D3M) y Askatasuna por parte del Tribunal Supremo provocaron ayer reacciones opuestas entre los partidos, mientras la izquierda abertzale recurrirá la sentencia ante el Tribunal Constitucional.

A la espera de conocer si el TC ilegaliza las dos candidaturas, los partidos vascos han realizado análisis contrapuestos: los nacionalistas han sido críticos con la anulación de las listas, mientras que PSE y PP la han apoyado. El lehendakari, Juan José Ibarretxe, opina que la medida se debe a "cálculos electorales", ya que "tanto el PP como el PSOE saben que nunca tendrán la mayoría absoluta en el Parlamento Vasco si estamos representadas todas las fuerzas políticas".

El presidente de EA, Unai Ziarreta, señaló que esta decisión va a traer como consecuencia un Parlamento "distorsionado", que "va a beneficiar a los grandes partidos".

Por contra, el secretario general del PSE-EE y candidato a lehendakari, Patxi López, cree que "no es tiempo de cálculos electorales", sino "de defensa de principios democráticos, y en democracia no puede haber tapaderas de bandas terroristas para darle cobertura política, financiera o respaldo social".

Desde el PP vasco, su portavoz, Leopoldo Barreda, precisó que la anulación de las candidaturas de la izquierda abertzale "es una decisión acertada, que defiende las libertades en Euskadi" porque supone que "por primera vez en el Parlamento vasco hay una oportunidad de que los parlamentarios representemos sólo a los ciudadanos y no existan los que representan a un grupo terrorista".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios