Recupera sus bienes el bufete acusado de montar la trama de blanqueo para Roca

  • El tribunal del caso 'Malaya' argumenta su decisión en el hecho de que ni la Fiscalía Anticorrupción ni el resto de acusaciones solicitan indemnización alguna

La Sección Primera de la Audiencia Provincial de Málaga ha acordado dejar sin efecto cualquier embargo o medida cautelar que pese sobre el patrimonio de los procesados Manuel Sánchez Zubizarreta, Francisco Soriano Zurita, Francisco Antonio y Juan Luis Soriano Pastor y Manuel Sánchez Martín, abogados integrantes del bufete acusado por el tribunal de Malaya de montar la trama de blanqueo para Juan Antonio Roca, ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella.

El tribunal ordena también que se devuelva a los cinco abogados el dinero que la Policía intervino en su sede y que seguía retenido en la cuenta bancaria consignada por el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, en el que se instruyó el caso. Las cantidades ascienden a 387.398,12 euros, 25.000 francos suizos y 1.000 dólares estadounidenses. Además, la Audiencia levanta los embargos sobre el patrimonio del despacho Sánchez Zubizarreta, según publicó hoy el diario SUR.

El primer instructor del caso Malaya, el juez Miguel Ángel Torres, fue quién consideró que cada uno de los letrados había blanqueado más de 500 millones de euros y ,por ello, fijó una fianza total de 2.500 millones y para garantizar el pago se procedió al embargo de los bienes y cuentas de los letrados, así como del dinero intervenido durante los registros en la sede del despacho madrileño.

El tribunal argumenta su decisión de suprimir los embargos en el hecho de que ni la Fiscalía Anticorrupción ni el resto de acusaciones --Ayuntamiento de Marbella y Junta de Andalucía-- solicitan en sus escritos de calificación ningún tipo de indemnización en lo que concierne a los cinco procesados.

Según dispone la Sección Primera, "no pueden mantenerse las fianzas y cautelas de responsabilidad civil en su día acordadas por el Juzgado de Instrucción" debido a la "imposibilidad práctica de dilucidar el concepto en que fueron fijadas tales fianzas dada la generosidad de los términos en que se hizo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios