Recupera a su hija tras 21 días esperando la prueba del ADN

  • La mujer dio a luz en una vivienda alquilada y los médicos del Hospital de la Axarquía activaron el protocolo sobre maternidad

Una británica de 27 años pudo sacar ayer a su hija del Hospital Comarcal de la Axarquía, en el municipio de Vélez-Málaga, en el que estaba custodiada por orden judicial, después de esperar durante 21 días a que una prueba de ADN confirmase que era realmente la madre del bebé. Stacie Cottle comunicó el pasado 17 de junio al servicio de Urgencias del hospital que había dado a luz a la niña el día antes en una vivienda alquilada en la localidad de Arenas y tenía la intención de registrarla. Sin embargo, tras inspeccionar al bebé, los médicos dudaron de que tuviese pocas horas de vida, por lo que se activó el protocolo que se aplica en los casos en los que existen sospechas sobre la maternidad de una mujer.

La británica había abandonado el hospital y había regresado a la vivienda de alquiler en Arenas, donde fue localizada por el Cuerpo Nacional de Policía, que la condujo de nuevo al centro hospitalario junto con el bebé. Allí ha permanecido las últimas semanas, en una habitación del hospital, acompañada de su madre y su otra hija de 3 años, a la espera de conocer el resultado de las pruebas de ADN ordenadas por un juzgado de Vélez-Málaga.

Fuentes de la Delegación Provincial de Salud informaron de que a primera hora de la tarde de ayer recibieron el auto del juez que certifica la relación materno-filial entre la británica y el bebé, por lo que se ha sobreseído y archivado la causa. La niña fue dada de alta con su certificado de nacimiento y se le entregó una cita para su seguimiento en atención primaria.

Por su parte, Cottle manifestó que se sentía "muy contenta y feliz" por poder marcharse del hospital y explicó que lo ha pasado "muy mal" las últimas semanas. Asimismo, criticó que los médicos certificaran que había dado a luz pero pusieran en duda que la niña fuese suya aduciendo que presentaba un tamaño superior al de un recién nacido.

Cottle señaló que presentó toda la documentación relativa a su embarazo, pero tuvo que superar el trámite de la prueba de ADN. Fuentes de la Delegación de Salud precisaron que el delegado del Gobierno de la Junta en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, estuvo en contacto con el consulado británico en Madrid para informar sobre la situación de esta mujer, que llegó a Málaga el pasado 1 de junio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios