Recurren la sentencia por el fallo de la muerte de la primera dama de Nigeria

  • El cirujano fue condenado a un año de prisión y tres de inhabilitación especial

Los abogados del especialista en cirugía plástica condenado por la muerte de la que fuera primera dama de Nigeria en 2005 tras una liposucción han recurrido la sentencia que lo condenó a un año de prisión y a tres de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión médica, según confirmaron a Europa Press desde la defensa.

El Juzgado de lo Penal número 6 de Málaga condenó a este cirujano plástico de una clínica de Marbella por un delito de homicidio por imprudencia grave, "no por el resultado, que indudablemente lo fue, sino por la cantidad y calidad de los errores y omisiones que se han detectado en su actuación", según indicaba la sentencia, que ha sido recurrida en su integridad. La jueza calificó en la resolución el comportamiento del acusado de "descuidado y de abandono", lo que "condujo al fatal resultado lesivo para su paciente". Se declara probado que la mujer, de 59 años, que padecía hipertensión y asma bronquial, fue en agosto de 2005 a la clínica para que le realizaran una liposucción y, tras realizarle algunas pruebas, fue citada para octubre.

Durante la intervención, la cánula que extraía la grasa fue introducida en la cavidad abdominal, lo que no debía ocurrir, provocando varias incisiones. Tras la operación, la mujer estaba en estado normal, aunque de madrugada se comprueba que está drenando líquido con sangre. Posteriormente, presenta tensión muy baja y fue trasladada en un estado "muy deteriorado" a otra clínica marbellí, donde falleció. La jueza dice que "existen datos objetivos que permiten concluir que el doctor no llegó a realizar el diagnóstico del cuadro de shock que se estaba instaurando en la paciente".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios