RedMadre halla un lugar en el que seguir

  • Un médico ha cedido su consulta para esta asociación, que tuvo que dejar su sede el 30 de enero

Hicieron una llamada casi desesperada y encontraron respuesta. Unos días antes de que tuvieran que abandonar la sede provisional en la que estaban, la asociación RedMadre solicitó ayuda a familiares y conocidos a través de grupos de Whatsapp. El 30 de enero se acababa su estancia en un local de la calle Carretería y esta asociación temía no poder continuar con su labor si no encontraban una sede provisional mientras que el Ayuntamiento realiza la obra de un local que les ha cedido en la calle Jaboneros. Pero poco después apareció la solución. Un médico les ha proporcionado su céntrica consulta hasta que se puedan trasladar a su ubicación definitiva en el mes de mayo, según calculan.

"Fue algo milagroso, primero el Instituto Municipal de la Vivienda nos dice que se va a hacer cargo de la obra íntegra y poco después nos llama una señora y nos comenta que su marido es médico y que nos cede la consulta que tiene cerrada en la calle Pinzón número 10", explica Gracia Rivas, presidenta en Málaga de RedMadre. El nuevo espacio está amueblado y a él tan sólo han tenido que trasladar los productos que tienen en el almacén, la leche, los pañales y los artículos que reparten entre las usuarias. "En dos días hicimos la mudanza y ya estamos atendiendo allí", dice Rivas y apunta que maridos y novios de las usuarias han ayudado en este traslado. De forma totalmente gratuita usarán esta consulta hasta que termine la obra, por lo que "estamos muy contentas". "Siempre encuentras ayuda cuando lo solicitas, siempre hay respuesta ante las necesidades de niños y madres, sobre todo", agrega la presidenta.

RedMadre nació en Málaga en 2008, un año después de su implantación nacional. Su propósito, ayudar a embarazadas con dificultades, brindarles una mano para que puedan tener la opción de continuar con la gestación si lo desean y que no sean simplemente el facto económico el que condicione la decisión de interrumpir el embarazo.

Las mujeres que atiende RedMadre, unas 350 el año pasado, acuden cada 15 días o una vez al mes, dependiendo de su necesidad, a por productos, mobiliario y útiles que les proporcionan desde esta organización. En la sede también conciertan citas para su valoración y realizan un servicio de atención telefónica. Además, cuentan con la colaboración de profesionales como ginecólogos, abogados, matronas, enfermeras y psicólogas que ofrecen atención gratuita en sus consultas a las usuarias. La entidad cuenta con una subvención del Ayuntamiento de Málaga y otra de laCaixa, también tienen medio centenar de socios y algunos donativos a nivel privado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios