El Regional renovará en 2019 dos equipos clave para tratar el cáncer

  • El hospital ha iniciado la reforma del búnker para instalar un acelerador lineal nuevo

Los delegados del Gobierno andaluz y de Salud (en el centro) durante la visita de las obras. Los delegados del Gobierno andaluz y de Salud (en el centro) durante la visita de las obras.

Los delegados del Gobierno andaluz y de Salud (en el centro) durante la visita de las obras.

El Hospital Regional prevé renovar el año que viene un equipamiento que es clave en el tratamiento del cáncer. En la actualidad, el centro sanitario tiene tres aceleradores lineales que se emplean para dar radioterapia a pacientes con procesos oncológicos. Dos de ellos van a ser sustituidos a lo largo de 2019 gracias a la donación que la Fundación Amancio Ortega ha hecho al Servicio Andaluz de Salud (SAS). El cambio permitirá dar tratamientos más localizados y menos tóxicos por el avance tecnológico que suponen los nuevos aparatos.

El primer acelerador que se sustituirá entrará en funcionamiento previsiblemente en el primer trimestre del año que viene. La Junta de Andalucía ha iniciado ya la obra para reformar el búnker en el que se instalará. Los trabajos supondrán una inversión de 210.000 euros. La ejecución de la obra se estima en dos meses. Luego viene la instalación del acelerador y las pruebas para calibrarlo. Este proceso es complejo porque los técnicos deben hacer múltiples pruebas para asegurar que el funcionamiento es correcto y la radiación es segura. Las verificaciones corren por cuenta de los profesionales de la Unidad de Radiofísica Hospitalaria.

El segundo aparato también se renovará en 2019 y su licitación ya se ha publicado en el BOJA

Para modificar el búnker, el hospital ha tenido que pedir autorización a la Dirección General de la Energía. Las instalaciones serán posteriormente inspeccionadas por el Consejo de Seguridad Nuclear que es el organismo que concede el permiso para que pueda empezar a usarse en la irradiación de pacientes.

El responsable de Radiofísica Hospitalaria del Regional, Pedro Galán, explica que "hay que realizar, antes de la puesta en marcha con tratamientos, medidas de todos los haces de radiación del equipo para caracterizarlos, así como de los dispositivos de conformación de los haces y de los sistemas de imagen y de control y caracterizar los sistemas de planificación y de cálculo de distribución de dosis".

El segundo acelerador será sustituido un poco más tarde, pero también a lo largo del próximo año. Su licitación se publicó el pasado 8 de marzo en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía. Este proceso durará unos tres meses. El responsable de Oncología Radioterápica del hospital, Ismael Herruzo, destaca que estos nuevos equipos permitirán "aumentar la precisión de los tratamientos a niveles milimétricos, mejorar el control de la enfermedad, la supervivencia y la calidad de vida de los pacientes, con disminución de la posibilidad de desarrollo de efectos sobre los tejidos vecinos al tumor, intrínsecos al propio tratamiento".

Los aparatos, al tratarse de la tecnología más novedosa, permitirán realizar técnicas punteras para controlar la posición del tumor durante la irradiación mediante equipos de imagen guiada, lo que posibilita tratamientos con el máximo nivel de exactitud, precisión y seguridad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios