El Registro Civil ya dispone de un sistema de citas mediante internet

  • El consejero de Justicia de la Junta de Andalucía anunció ayer el nuevo sistema telemático

El consejero de Justicia e Interior para la Junta de Andalucía, Emilio de Llera, anunció ayer en la Ciudad de la Justicia el nuevo sistema de citas mediante internet en el Registro Civil. El nuevo mecanismo está diseñado para "racionalizar el acceso" a la justicia por parte del ciudadano. Se trata de un plan piloto porque "Málaga se lo merece" y también porque puede hacerlo. Estuvo acompañado por Mercedes Fernández Ordóñez, secretaria general para la justicia, y por José Luis Ruiz Espejo, delegado de Gobierno de la junta.

A partir de septiembre, "toda cita que se haga en el registro civil se hará mediante internet", o esa es la intención, tal y como matizó el consejero refiriéndose a la férrea voluntad de la Junta de Andalucía de agilizar los procesos judiciales. Esta medida se engloba en el proyecto que pretende que haya "papel cero" en enero de 2016, aprovechando las nuevas tecnologías de la comunicación para gestionar los mecanismos judiciales.

De la Llera aprovechó la ocasión para reivindicar la necesidad de "acabar con la eternización de los procesos judiciales", dijo en relación a la excesiva duración de algunos casos. "La lentitud de la justicia es lo peor del sistema español". La causa de esta "lentitud", en opinión del consejero es que "la maquinaria judicial está pensada para crímenes del siglo XIX, es decir, robos y asesinatos, no para el crimen moderno o el organizado", y añadió que "los jueces deben juzgar y mantener en funcionamiento los juzgados, no investigar". España es el "único país europeo que mantiene la investigación por vía judicial". De la Llera opinó que es el fiscal el encargado de esa labor, y abogó por el aumento de las funciones de los mismos, liderando las investigaciones.

El 70% de los casos en España son penales, por lo que el colapso y la lentitud de los procesos se hacen evidentes a ojos del consejero, que se manifestó partícipe del cambio, y consciente de la necesidad de agilizar el sistema. Calificó el modelo planteado por el ex ministro Gallardón de "desastroso", y afirmó que si el que ahora ocupa su puesto, Rafael Catalá, hubiera estado allí desde los comienzos de la legislatura, el proyecto de la Nueva Ley de Enjuiciamiento Criminal estaría en una fase mucho más avanzada.

Manifestó su desacuerdo con los intentos que ha habido hasta ahora de cambio, fruto de una "voluntad política" que se encamina a la obtención de resultados. Para el consejero, los resultados negativos son síntoma de que "algo huele a podrido".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios