Reparaciones de altura

  • Dos buques con importantes averías ultiman sus arreglos a flote mientras que el propietario de los astilleros malagueños pide más colaboración al puerto.

Comentarios 1

En la mañana de ayer, el mercante español Barizo dejó el dique flotante malagueño para finalizar una larga reparación que lo mantiene en las aguas del puerto desde el mes de marzo. Después de accidentarse en Sevilla y llegar a Málaga remolcado, una importante avería en su timón y en su eje de propulsión, propiciaron que este carguero de 2.999 toneladas de registro bruto y 95 metros de eslora debiera cumplimentar su arreglo en varias fases. Después de dos varadas y una programada reparación a flote, el mercante matriculado en Santa Cruz de Tenerife espera desde ayer atracado en el muelle 3-A3 cuándo podrá retomar su actividad.

Pero con independencia de esta importante reparación, los astilleros malacitanos Mario López, la pasada semana concluyeron otro significativo trabajo; una obra ejecutada sobre un buque tanque, el Sea Dweller, que llegaba al puerto el 9 de junio con una brecha de 26 metros en su casco. Con base en Ceuta donde suministra combustible a los barcos que allí fondean, este tanque chipriota de 2.440 toneladas de registro bruto y 87 metros de eslora, tras encallar en una zona de rocas y efectuar una reparación de emergencia, acudía a Málaga para cumplimentar en seco un significativo arreglo de 24 días de duración en el que se han empleado 20.000 kilos de acero. Atracado desde hace unos días en el muelle de Heredia, el petrolero prepara su próxima salida ultimando algunos trabajos a flote.

Con estas dos importantes operativas, que sin duda estarán entre las más complejas realizadas en lo que llevamos de año, las cifras que hasta la fecha están obteniendo los astilleros malacitanos superan a las del primer semestre de 2014. Este hecho, que sigue posicionando a las reparaciones como la primera actividad en el puerto malagueño, requeriría de más flexibilidad por parte de la Autoridad Portuaria para el uso de los muelles, según informó ayer a este diario Mario López. "La posibilidad de disponer de espacio que permita largas reparaciones a flote que sean rentables para los armadores -reseña el presidente del Grupo Cernaval- constituye en este momento una aspecto prioritario que traería muchos más trabajos al puerto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios