Repsol sigue en busca de petróleo en el litoral

  • El Gobierno le ha concedido un nuevo permiso para explorar una superficie de 13.384 hectáreas en la costa de Málaga

La compañía petrolífera Repsol-YPF no cesa en su empeño de encontrar petróleo o gas natural en los fondos marinos del mar de Alborán. Después de las prospecciones que ya realizó hace algo más de dos años frente a la costa malagueña, un nuevo permiso concedido hace apenas un mes por el Gobierno central le abre la posibilidad de conseguir finalmente su objetivo.

Aún no se sabe cuándo comenzará el estudio, aunque tendrá que hacerse este mismo año. Se le ha denominado Siroco-D y complementa a los otros tres permisos -Siroco-A, B y C- que el Ministerio de Economía ya le otorgó a la empresa en 2004.

Esta nueva autorización le da derecho a Repsol a explorar 13.384 de las 206.670 hectáreas que va a estudiar en total desde la zona de Algarrobo hasta Mijas. Fuentes de la multinacional aseguran que los trabajos sólo durarán una semana y que se llevarán a cabo a unos diez kilómetros de la línea de costa.

La metodología será la misma que la compañía petrolífera ya empleó para realizar las prospecciones en el subsuelo marino del litoral malagueño hace dos años. Un barrido sísmico basado en la utilización de cañones de aire comprimido permitirá saber si el fondo del mar esconde o no hidrocarburos.

Repsol planea tener listo el estudio geológico y geoquímico de toda la franja costera de Málaga a finales de este año. A partir de entonces, aún cuenta con un plazo de un año para analizar los resultados de la investigación y presentar un informe al Gobierno.

En el caso de que las prospecciones que se han llevado a cabo resulten positivas, es decir que se determine la existencia de gas natural o petróleo en el mar de Alborán, la empresa debe perforar un pozo exploratorio en el lugar más idóneo para encontrarlo. Esta última fase necesitará el visto bueno de la Dirección General de Costas y la realización de un Estudio de Impacto Ambiental, y se estima que será necesaria una inversión de 5,5 millones de euros para acometerla.

El rotundo rechazo de los pescadores y los ecologistas protagonizaron las primeras campañas de la multinacional en las aguas malagueñas, a pesar de que redujo la zona y el tiempo de actuación.

Pero Repsol no es la única empresa interesada por las posibles bolsas de hidrocarburos en esta zona. La compañía canadiense CNWL Oil España también le solicitó al Gobierno español cuatro permisos para estudiar el subsuelo marino frente a las zonas costeras de Almería, Granada y Málaga. La propia Repsol ya buscó hidrocarburos en Málaga hace más una década sin éxito, al igual que la petrolera angloestadounidense Conoco sólo tres años después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios