Rescatado tras desplomarse un tejado cuando huía de la policía

  • El ladrón, que resultó herido tras caer en una casa deshabitada y tapiada en la zona de Héroe Sostoa, fue detenido y trasladado al hospital Carlos Haya

Pretendía robar en alguna de las casas mata de calle Espronceda, en la zona de Héroe Sostoa, pero resultó herido de gravedad y detenido por la Policía. El presunto ladrón intentaba acceder a alguna de las viviendas por el tejado, cuando al verse sorprendido por la Policía emprendió la huida, con tal mala suerte que en su carrera se desplomó uno de los tejados sobre los que saltaba y cayó al interior de una de las viviendas.

La casa estaba deshabitada y tapiada, por lo que la Policía no pudo acceder a la vivienda y tuvo que requerir la presencia de los bomberos para su rescate. No obstante, los agentes, que habían accedido a los tejados de la fila de casas a través de una vivienda con inquilinos, vieron cómo el hombre no respondía a sus requerimientos ni se movía.

Los bomberos llegaron en media hora y lograron echar a bajo el tabique que sellaba la casa. El ladrón fue trasladado en ambulancia hasta el hospital Carlos Haya de Málaga, según confirmaron fuentes de la Policía Local y del cuerpo de Bomberos.

Aunque finalmente sólo hubo un detenido, el vecino que alertó a la Policía explicó que podía ver desde su casa a un hombre en el interior de la vivienda situada justo enfrente, que a juicio del ciudadano parecía deshabitada, mientras otro aguardaba en el tejado.

Sin embargo, cuando llegaron los agentes sólo pudieron ver al hombre que esperaba en el tejado y que en ese momento emprendió la huida.

Por otro lado, la mayoría de incidentes ocurridos ayer sábado en la ciudad fueron protagonizados por grupos de jóvenes.

Un grupo de chicos insultó y persiguió por toda calle Larios a una indigente hasta la Plaza de la Constitución. A escasos metros, en la Plaza Uncibay, otros jóvenes fueron sorprendidos a media tarde cuando robaban piezas de motos estacionadas.

Además, la Policía detuvo a última hora de la tarde de ayer a un hombre que, con gran agresividad, trataba de prender fuego a una panadería emplazada en la zona de Los Girasoles con la dependienta dentro. Fue la mujer la que alertó a la Policía de las intenciones del pirómano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios