Rescatan a tres inmigrantes que llegaron en una patera de juguete

  • Un barco pesquero recuperó a los tres subsaharianos que llevaban tres días a la deriva

Una barca de juguete le ha servido a tres inmigrantes subsaharianos para cruzar el Estrecho. Ayer, después de tres días a la deriva, llegaban a las costas de Estepona después de ser divisados y auxiliados por un barco pesquero que les facilitó agua y unas galletas, el primer alimento sólido que ingerían a saber en cuántos días de errática travesía.

Tras dar aviso a Salvamento Marítimo, efectivos de este servicio rescataron a los tres náufragos que fueron trasladados al puerto deportivo donde les esperaban efectivos de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y dos ambulancias de la Cruz Roja que los atendieron nada más pisar tierra firme y los trasladaron a un centro de salud donde fueron examinados.

Aparentemente, los tres hombres, todos ellos adultos, si bien hay dudas sobre la edad de uno de ellos, se encontraban en buen estado de salud aunque presentaban síntomas de deshidratación bastante aguda y de hipotermia.

Con una periodista que ejerció como improvisada intérprete, los servicios de rescate pudieron comunicarse con ellos para saber que llevaban tres días a la deriva y que no habían bebido agua del mar. Más complicado fue determinar su país de origen, ya que mientras unos hablaban de Burkina Faso, otro apuntaba a Guinea Conakri.

Los tres inmigrantes llegaron a suelo español y fueron recibidos por curiosos turistas que vieron cómo la copa de la tarde frente a las aguas del puerto se veía interrumpida por el dispositivo de rescate.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios