Rescatan a los siete tripulantes de un pesquero hundido en la Caleta de Vélez

  • Una vía de agua originó la avería de la embarcación, valorada en unos 360.000 euros

Afortunadamente fue un gran susto el que sufrieron durante la madrugada, pero salvo las pérdidas económicas, los tripulantes del Unión Familiar pueden respirar tranquilos después de que su barco se hundiera. Hacia las 5:52 notaron un problema en el motor pero no solicitaron asistencia. Cuarenta y cinco minutos después el agua ya entraba en la embarcación. Posteriormente, el centro coordinador de Tarifa recibió una llamada de otro pesquero que había recogido a dos personas de la balsa salvavidas del Unión Familiar y a cuatro de la embarcación auxiliar. El patrón, José Martín, decidió permanecer en ésta y llegó por sus propios medios al puerto de Caleta de Vélez-Málaga. Salvamento envió al lugar del naufragio la embarcación de intervención rápida Salvamar El Puntal.

El accidente se produjo apenas una hora y media después de que hubiesen salido del puerto de Caleta de Vélez. Cuando estaban a tres millas de las costas de Torrox y en una zona de setenta metros de profundidad se dieron cuenta que tenían una avería. Posiblemente, originada por una vía de agua. Martín señaló que saltó la alarma de la bomba de achique y diez minutos después de que dejara de sonar se paró el motor: "Fuimos abajo para ver que ocurría, pero no nos dio tiempo ni a respirar porque el motor ya estaba lleno de agua". "Ha sido un gran susto pero todos estamos bien, les dije que bajaran al barco auxiliar y ya nos recogieron los compañeros. La solidaridad no falla", añadió el patrón de la embarcación quien espera que el seguro pueda responder ya que "lo hemos perdido todo". "Esperamos poder recuperar la pérdida porque nos hemos quedado sin trabajo y con una mano delante y otra detrás", lamentó Martín, quien recordó que en la embarcación trabajan sus dos hijos, dos sobrinos y un hermano. El barco estaba valorado en 360.000 euros y aunque tenía 20 años de antigüedad tenía toda la documentación en regla. "Demasiado mal rato. Gracias a Dios que no ha pasado nada y que no hemos tenido ninguna desgracia personal", sentenció el patrón, quien agradeció el buen funcionamiento del protocolo establecido en situaciones de emergencia. Los tripulantes están bien de salud y pudieron regresar a sus casas durante la mañana.

El alcalde de Vélez-Málaga, Francisco Delgado Bonilla (PP), lamentó el hundimiento del pesquero Unión Familiar y ofreció al patrón y a los otros seis tripulantes de esta embarcación, la ayuda del Ayuntamiento para que puedan volver a faenar lo antes posible. El regidor se ha puesto a disposición de la Cofradía de Pescadores, del patrón del barco y de los marineros "para ayudar en todo aquello que podamos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios