Robaban en locales vestidos de técnicos de telefonía

Tres jóvenes que se hacían pasar por técnicos de telefonía para robar en empresas han sido detenidos por la Policía Nacional como supuestos autores de un total de 26 delitos de robo con fuerza cometidos en su mayoría en la provincia de Málaga.

Los jóvenes, de 24, 29 y 36 años, se disfrazaban de operarios de una conocida compañía de telefonía móvil y accedían a las empresas que iban a robar días después para tener información de la ubicación de alarmas, cámaras de seguridad y cajas fuertes. Los arrestados se dedicaba al robo en todo tipo de locales, desde concesionarios, talleres de alta costura y joyerías hasta naves en las que sustraían aceite, quesos y jamones.

Su modus operandi consistía en acceder a los establecimientos con la técnica del butrón, fracturar la cerradura de la puerta y acceder a las cajas fuertes con sopletes. La investigación comenzó en enero a raíz de la comisión de un robo con fuerza en una joyería de Marbella en la que sustrajeron unos 40.000 euros en joyas expuestas en las vitrinas del comercio.

Los agentes comprobaron que días antes dicho establecimiento había recibido la visita inesperada de un operario de una compañía de telecomunicaciones y que iba vestido con un uniforme de trabajo de la citada multinacional.

Al parecer, los ahora detenidos se disfrazaban de operarios de una conocida compañía de telefonía móvil o de subcontratas de dicha compañía y accedían a las empresas alegando que tenían que revisar el local para instalar fibra óptica o para inspeccionar el estado de la línea de teléfono.

Con dichas excusas, lograban entrar a las empresas que iban a robar días después y su modus operandi consistía en fracturar la cerradura de la puerta y abrir las cajas fuertes con sopletes. Avanzada la investigación, los agentes tuvieron constancia de un robo ocurrido en el año 2014 en el interior de un vehículo de una empresa de telecomunicaciones y que pudieron relacionar con los arrestados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios