Roban 2.000 euros en un atraco a punta de pistola a un almacén de bebidas

  • El encargado relata que dos hombres, uno con un arma y otro con un cuchillo, irrumpieron exigiendo el dinero y después huyeron en moto

Con un casco de moto, para evitar ser reconocidos, y armados. Así irrumpieron ayer dos hombres en un almacén de bebidas, situado en el Polígono Industrial San Luis. Se llevaron, según precisó a este periódico el encargado, unos 2.000 euros. El atraco ocurrió en torno a las 14:00 y se perpetró en poco más de un minuto. Hacia esa hora, los individuos entraron pidiendo a gritos a las empleadas que en ese momento se encontraban en el comercio que les entregaran la recaudación. Uno de los ladrones portaba una pistola, con la que señalaba las cajas registradoras, y el otro, un cuchillo de grandes dimensiones para intimidar a las mujeres. Ambos iban en chándal, eran delgados y medían entre 1,70 y 1,75 centímetros.

Mientras se hacían con el dinero, los autores obligaron a otro trabajador a que se tumbara en el suelo. "Tenían mucha prisa y exigieron que echaran todo el dinero en una bolsa. Habían dejado la moto en la puerta con el motor en marcha. Todo sucedió muy rápido. En cuestión de un minuto y medio se fueron. No damos crédito", relató el responsable del negocio, que ahora se conoce como Bebidas Marbella y que está ubicado en una calle sin salida, donde no suele haber demasiado tránsito.

Los atracadores, según el dueño del comercio, aprovecharon la hora de la comida, cuando varios locales cierran sus puertas. No es su caso, dado que, concretó, permanece abierto entre las 8:00 y las 20:00 de forma ininterrumpida. Se trata del primer golpe de estas características que sufre en los 30 años que lleva presente en la zona, aunque en otra ocasión unos ladrones ya habían entrado a robar por la noche.

Cuando ayer los dos hombres huyeron el botín, los responsables del almacén llamaron a la Policía Nacional. Varios efectivos se personaron rápidamente en el lugar para investigar los hechos. Las cámaras de seguridad pudieron recoger distintas imágenes de los atracadores, a los que podía verse con una bolsa de plástico y, posteriormente, fugarse en un vehículo de dos ruedas.

El pasado mes de enero, los agentes detuvieron a un hombre de 35 años de edad, con antecedentes policiales y natural de Tarragona, como presunto autor de ocho robos con violencia o intimidación en comercios mediante la utilización de arma blanca. Además se le atribuyen presuntos delitos de lesiones, quebrantamiento de condena y atentado a agente de la autoridad. Las investigaciones, que permitieron esclarecer varios atracos cometidos en tiendas de la zona centro de Málaga, se iniciaron a finales de diciembre, tras el primer atraco perpetrado en una farmacia.

Recientemente, la Policía también arrestó a dos individuos y a una mujer como presuntos autores de un robo con violencia cometido a un empresario. La víctima, a la que le sustrajeron unos 6.000 euros, sufrió varios golpes en su casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios