Roca presenta 50 querellas por injurias y reclama unos 10 millones

  • El presunto 'cerebro' del caso Malaya intenta frenar los juicios paralelos a golpe de denuncia · Roca considera que se ha creado una alarma social "innecesaria" que perjudica su puesta en libertad

Juan Antonio Roca, presunto cerebro del caso Malaya y encarcelado desde que estalló la operación contra la corrupción en Marbella, no está dispuesto a consentir juicios paralelos sobre él o su familia e intenta frenarlos en los tribunales. Presentó su primera querella por injurias y calumnias a un periodista en marzo de 2007, justo un año después de ser detenido, y de momento lleva 50. Según su abogada, Emilia Zaballos Pulido, no se actúa contra televisiones o programas en general, sino contra personas -colaboradores o invitados- "que ofrecen información no contrastada del caso, buscan su lucimiento personal e inducen a que se hagan juicios de valor erróneos".

La indemnización reclamada, que se mide en función de la audiencia del programa en que se airean las declaraciones, oscila entre los 100.000 y los 300.000 euros, según el caso. Es decir, y puesto que existen 50 querellas, la compensación total aproximada pedida por el ex gerente de Urbanismo de Marbella se mueve por los 10 millones de euros. La letrada precisa que más de un 70 por ciento de los escritos han sido admitidos a trámite por un juzgado. Los rechazados se encuentran en fase de recurso.

Zaballos quiere dejar claro que Roca es partidario de facilitar para su publicación información "detallada y exhaustiva" sobre el caso, pero se revuelve "contra las manipulaciones" y los periodistas "que cobran una barbaridad de dinero por inventar informaciones que no están contrastadas".

¿Con qué noticias cree Roca que ha sido calumniado e injuriado? Una de ellas, explica la abogada, es la publicada por un semanario de tirada nacional que lo acusaba de utilizar una partida de botellas de aceite como escondite para poder llevar a Costa Rica, presuntamente, una ingente cantidad de dinero, todo en billetes de 500 euros. Los datos de las tan cacareadas y aparentemente suculentas agendas de Roca han sido "tergiversados" y éstas ni siquiera están incluidas en el sumario, recuerda Zaballos. Cita otro caso: la entrevista concedida a la misma publicación por un preso que compartió celda con Roca con el supuesto día a día del principal imputado en Malaya. "Es todo falso y ese interno en realidad contaba maravillas de él; tenemos un acta notarial de manifestación en el que dice que le pagaron 15.000 euros por inventarse el contenido", relata la abogada. Afirma que no tenía teléfono móvil ni planos de la prisión. Ni una máquina para contar dinero en la sede de Maras Asesores, la oficina en la que presuntamente se llevaba la contabilidad sobre los pagos ilegales. Ni un supuesto hermano de Roca que lo desprestigia. "Es todo falso, sólo tiene una hermana", apostilla.

Otras manifestaciones que están en los tribunales son las realizadas por una colaboradora habitual en los programas del corazón sobre supuestos viajes a París de Rosa Jimeno, la esposa de Roca y también procesada en el sumario contra la corrupción, para comprar ropa, entre otras aficiones.

La decisión de acudir a un juzgado se sustenta "en que se quieren evitar juicios paralelos apoyados en informaciones no contrastadas y manipuladas", reitera Zaballos, que repite una y otra vez que Roca no está ni actúa contra los medios de comunicación. Las querellas van precedidas de un acto de conciliación por la vía civil que es preceptivo, que se debe incorporar al procedimiento penal y que casi siempre queda en agua de borrajas.

Tanto la abogada como su cliente opinan que Malaya "es un tema muy serio" que afecta "a la economía de un municipio", es actualidad informativa y no debería tratarse en un plató del corazón. Roca considera, además, que ese "juicio paralelo plagado de mentiras condiciona su puesta en libertad". "Se ha creado una alarma social innecesaria".

Zaballos concluye: "Roca está dispuesto a asumir la responsabilidad de lo que haya podido hacer mal o se haya podido extralimitar, pero no de lo que hayan hecho los demás ni permitirá un linchamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios