Roca ya está en régimen de semilibertad tras 12 años de cárcel

  • El juez valora que el principal condenado de Malaya sea voluntario de una ONG y su actitud positiva para abonar los pagos

El principal condenado en el caso Malaya, contra la corrupción en Marbella, Juan Antonio Roca, que lleva casi 12 años en prisión por ésta y otras causas, está ya en régimen de tercer grado penitenciario y cuenta con un dispositivo de control telemático, según fuentes cercanas del caso. El juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional acordó en enero la progresión a tercer grado de Roca, "en la modalidad del artículo 86 TL", el cual recoge la posibilidad de poner a los internos el control fuera del centro con medios telemáticos, como ayer informó Sur.

Dicha resolución fue firme a principios de febrero, aunque tiene un proceso para hacerse efectiva, por lo que Roca está en régimen de semilibertad desde finales de dicho mes y va al Centro de Inserción Social (CIS) de Málaga cuando es requerido. No regresa a dormir allí. El magistrado de la Audiencia Nacional indicaba que el interno iba a compatibilizar la labor profesional con la de voluntariado, acudiendo al centro Nuestra Señora de la Merced, dependiente de Cáritas; aspectos que se están cumpliendo y que permiten continuar la actividad tratamental del interno. El juez consideraba que con esto Roca "ha dado un paso más", ya que "de forma voluntaria y sin retribución alguna se ha ofrecido a colaborar" con dicha ONG, en concreto con ese centro que ayuda a la reinserción de internos y ex reclusos, a los que se les asesora de aspectos como formación, búsqueda de empleo y ampliación de habilidades sociales.

Desde finales de febrero acude al CIS cuando es requerido y no regresa para dormir

Para la concesión de ese régimen de semilibertad, el magistrado tuvo en cuenta varios factores, como que tiene un actividad positiva para abonar las responsabilidades económicas a las que ha sido condenado, a través de la venta de bienes; además de que la conducta penitenciaria es "excelente", participando en la comisión de Ayuda Legal del módulo de Respeto, entre otras. Roca, que ingresó en prisión el 29 de marzo de 2006, ha tenido ocho permisos y más de 24 salidas de autogobierno, "sin incidencia negativa", señalaba el magistrado en un auto, apuntando que, además, ha aportado una oferta laboral y ha asumido la responsabilidad de sus actos.

El ex asesor de Urbanismo ha sido condenado también por el caso Minutas, Saqueo I y Saqueo II; Belmonsa, entre otros. La Sala de Málaga que ejecuta la sentencia del caso Malaya ya acordó la acumulación de varias condenas firmes que ya tenía y la refundición de las penas impuestas, "fijando la pena máxima a cumplir" en 20 años de prisión, que es el máximo legal establecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios