El SOS de Ángela

Ángela Florrea perdió todas sus pertenencias cuando el verano pasado se incendió el piso que alquilaba en la barriada de San Andrés. Ella y sus dos hijas salvaron la vida de milagro. El Ayuntamiento de Málaga, a través del Instituto Municipal de la Vivienda, le ha entregado un piso en alquiler con derecho a compra. Las llaves la recibió el pasado 13 de enero. El viernes hizo la mudanza. El piso está, obviamente, vacío. Ángela, de 37 años, está sola, en paro y tiene dos hijas; una niña de 3 años y otra de 18 meses. No puede amoblarlo. Confiesa que no sabe cómo salir adelante. Por eso pide ayuda. "No tengo nada. Las paredes están peladas. No tengo ni cocina, ni nevera, ni grifos, ni muebles", relata. La vivienda está en Soliva, en la última fase de la barriada. Hasta ahora ha recibido apoyo de alguna ONG y de una pediatra del centro de salud de El Torcal.

Ángela es rumana, tiene la residencia y ha pasado en España la mitad de su vida. El viernes entregó el piso que desde el incendio le estaba costeando el Ayuntamiento de la capital. Aquel siniestro se produjo en 22 de julio pasado, cuando un cortocircuito acabó con sus escasas pertenencias, sus fotos, sus recuerdos y sus documentos. Bajó a tirar la basura y cuando volvió el piso estaba en llamas. Ahora intenta reiniciar su vida. Pero necesitará mucha ayuda para lograrlo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios